Una construcción en el área de San Juan. (GFR Media) (semisquare-x3)
Una construcción en el área de San Juan. (GFR Media)

El gobernador Ricardo Rosselló anunció esta tarde la adopción de los Códigos de Puerto Rico de 2018, para actualizar estándares y requisitos mínimos de construcción a fin de convertir la isla en un lugar más seguro, fuerte y resiliente para los próximos años. 

Los códigos utilizan las mejores y más actualizadas prácticas de diseño, así como parámetros certeros que se ajustan a las regiones y particularidades de Puerto Rico, dijo el gobernador.

“Agradecemos el liderato de la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe) para adoptar estos nuevos códigos que son esenciales para la construcción en la isla, pues ya habían transcurrido más de seis años desde que se adoptaron los códigos sin que hubiesen recibido revisión alguna”, sostuvo en comunicado de prensa.

Rosselló añadió que “los Códigos de Puerto Rico de 2018 permiten salvaguardar la vida y seguridad de los residentes de la isla ante eventos atmosféricos como el huracán María. Estos códigos también garantizan una construcción segura en áreas costeras e inundables, lo que protege y fomenta la inversión de comunidades, la industria y el sector del turismo”.

Según La Fortaleza, la adopción de los Códigos de Puerto Rico 2018 redunda en un ahorro en las pólizas de seguro, ya que se da cumplimiento con las exigencias de la industria aseguradora en cuanto a cubiertas de inundabilidad, huracanes, terremotos y fuegos.

Además, los códigos fomentan la inversión pública y privada en Puerto Rico, garantizan la inversión de los fondos federales en la reconstrucción, y promueven la reducción en el consumo energético, lo que resulta en la protección del medioambiente.

Por su parte, la directora ejecutiva de la OGPe, Rosana Aguilar Zapata, señaló que, “luego de una ardua labor, hemos elaborado, aprobado y adoptado estos 10 códigos, enfocados en las necesidades específicas de la isla de acuerdo con nuestra posición geográfica vulnerable”.

Aguilar Zapata subrayó que “en Puerto Rico no se revisaban los códigos desde el 2012, pese a lo que ordenaba el código vigente, por lo que su revisión se elevó a requisito de ley y compromiso programático del gobernador, por lo cual nos dimos a la tarea de revisar los mismos, lo que tomó cerca de un año de trabajo”.

El 1 de marzo de 2011, la OGPe aprobó los Códigos de Puerto Rico de 2011, que fueron una compilación de enmiendas a nueve de los Códigos del Consejo Internacional de Códigos (ICC, por sus siglas en inglés) en su edición del 2009.

Aunque el artículo 2.3 (g) de la Ley 161-2009, según enmendada, dispone que los códigos deben ser revisados como mínimo cada tres años, la pasada administración no llevó a cabo revisión alguna, dijo Aguilar Zapata.

Entretanto, el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy Rivera, sostuvo que “la adopción de los nuevos Códigos de Construcción representa un paso medular para posicionar a Puerto Rico en la nueva ruta para transformar nuestra infraestructura basada en una edificación que nos permita un desarrollo económico sostenible”.

Indicó, además, que “necesitamos una infraestructura de calibre mundial que nos haga aún más competitivo y continuar comunicando que Puerto Rico está abierto para los negocios y para la inversión”.

Como parte del proceso de adopción de los códigos, la OGPe creó el Comité de Códigos de Construcción, el cual celebró más de 30 reuniones.

Dicho comité estuvo compuesto por varias agencias públicas instrumentales; así como por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), el Colegio de Ingenieros y Agrimensores, el Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas, la Asociación de Contratistas Generales y la Asociación de Constructores.

Además, se contó con la participación de organizaciones y público general para someter propuestas de enmiendas desde el 7 de febrero hasta el 30 de abril de este año.

La OGPe, con la colaboración de las organizaciones que componen el Concilio de la Construcción, llevó a cabo varias orientaciones; de igual forma, se publicaron avisos en periódicos, redes sociales y en la página web de esa dependencia.

También, se facilitó el acceso a los documentos, manual y códigos del ICC de 2018 en las páginas de Internet de la OGPe y sus oficinas regionales, al igual que en la Junta de Planificación.

Por último, se dio espacio para la participación ciudadana por medio de cinco vistas técnicas para la presentación y discusión de las propuestas de enmiendas, así como para recibir comentarios y otras recomendaciones sobre enmiendas adicionales a los códigos, indicó La Fortaleza.


💬Ver 0 comentarios