La presidenta de la JCA, Tania Vázquez Rivera, convocó a una reunión urgente para mañana en la agencia con el objetivo de discutir la respuesta de AES y la posible imposición de multas. (horizontal-x3)
La presidenta de la JCA, Tania Vázquez Rivera, convocó a una reunión urgente para mañana en la agencia con el objetivo de discutir la respuesta de AES y la posible imposición de multas. (Archivo GFR Media)

La empresa Applied Energy System (AES) incumplió con la orden emitida por la Junta de Calidad Ambiental (JCA) para que implantara, en un plazo de 24 horas, una serie de medidas que impidieran que el Agremax amontonado en las afueras de las instalaciones ocasionara un grave problema de polvo fugitivo en caso del paso del huracán Irma.

Pese a que se les apercibió de la posible imposición de una multa de $25,000 diarios por infracción, los inspectores de la JCA que visitaron hoy las instalaciones de AES corroboraron que la empresa no corrigió ciertos señalamientos hechos por la agencia y firmó una carta explicando los motivos.

A raíz de una inspección ocular hecha desde las alturas por un grupo de senadores, la JCA emitió una resolución el pasado viernes ordenando a AES que tomara las medidas necesarias para cubrir, con un mecanismo resistente a fuertes vientos, todo residuo de combustión de carbón y/o Agremax que se encuentre al aire libre en sus instalaciones.

También, exigió a la empresa que el material almacenado que pueda ser arrastrado por las escorrentías causadas por la lluvia, sea adecuadamente manejado y recirculado dentro de la instalación, en aras de obstruir el acceso a alcantarillados o vías de rodaje externas.

Lee la resolución 

La presidenta de la JCA, Tania Vázquez Rivera, convocó a una reunión urgente para mañana en la agencia con el objetivo de discutir la respuesta de AES y la posible imposición de multas.

“Como agencia de ley y orden, le vamos a dar el debido proceso evaluando sus reclamos de por qué incumplieron con la orden que emitimos el pasado viernes. Mientras tanto, he dado instrucciones a nuestros inspectores para que, en lugar de limitarse a verificar si cumplieron o no con las medidas ordenadas por la Junta, amplíen su inspección e incluyan la evaluación de área donde se encuentra el Agremax que AES reclamana que no dispersaría polvo fugitivo en caso de una tormenta”, sostuvo la licenciada.

Evaluarán respuesta de AES

El presidente de AES, Manuel Mata, aseguró, a través de una carta entregada a la JCA, que toda ceniza –liviana y pesada- que se genera en las operaciones de la empresa, está debidamente almacenada en silos cerrados “en todo momento”, con un sistema de filtros para el control de polvo fugitivo, según autorizado por la Junta y por la Agencia de Protección Ambiental (EPA).

Además, la empresa se mantuvo firme en que, de las dos montañas de material identificadas a las afueras de la planta, una corresponde a piedras de carbón, y la otra, a Agremax, agregado sintético que aumenta su solidez y peso mediante el constante humedecimiento.

“Por su naturaleza y proceso de endurecimiento, su comportamiento es similar al del cemento Portland cuando se le añade agua. En caso de temporal, esa pila se endurecería aún más con la lluvia que traería el fenómeno atmosférico”, leen las declaraciones oficiales de AES.

Por otro lado, en cuanto a los efectos de las escorrentías de aguas pluviales, indicaron que el agua de lluvia que entra en contacto con el área de almacenamiento de Agremax y de carbón mineral, se recoge por medio de un sistema de canales y se almacena en una laguna que cuenta con un revestimiento sintético (liner), por lo que “no salen de la planta”.

De cara al panorama, el senador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, quien inspeccionó desde el helicóptero las instalaciones de AES, insistió en que el Agremax “realmente es polvo impactado que no deja de emitir polvos sueltos una vez se seca”.

“En el caso de la amenaza de un fenómeno atmosférico que traiga vientos, ese polvo suelto que contiene cenizas pueden afectar más allá del área de la montaña”, manifestó.

“La carbonera AES se ha acostumbrado a actuar impunemente con respecto a sus obligaciones ante la Junta de Calidad Ambiental. (Es importante) que la JCA comience a multar por incumplimiento (y adopte) una política de exigir cumplimiento e imponer penalidades”, dijo.


💬Ver 0 comentarios