El alcalde de Cataño (a la izquierda) será uno de los que se reunirá con el gobernador (semisquare-x3)
El alcalde de Cataño (a la izquierda) será uno de los que se reunirá con el gobernador. (GFR Media)

Los alcaldes de Arecibo y Cataño adelantaron hoy al gobernador Ricardo Rosselló algunas de las propuestas que presentarán durante la “cumbre de seguridad”, convocada para mañana.

El primer ejecutivo municipal de Cataño, Félix "Cano" Delgado, aseguró que los alcaldes de todos los partidos han sido convocados, así como algunos legisladores.

“Creo que mañana hay mucha expectativa para la Federación y Asociación de Alcaldes para poder llegar a unos consensos para darle seguridad y tranquilidad al país”, manifestó Delgado.

Mientras, el alcalde de Arecibo, Carlos Molina, quien también es presidente de la Federación de Alcaldes, señaló que durante la reunión de hoy comenzaron a discutir distintas formas en que los municipios pueden integrarse aún más a los planes de seguridad de las autoridades estatales y federales.

Molina señaló que mañana se profundizará más con la presencia de los comisionados municipales que estarán presente en una misma mesa con los alcaldes y el alto mando de la Policía estatal.

“Estarán hablando de alternativas, de iniciativas, planes en conjunto… Esperamos que la cumbre sea un éxito y que eventualmente veamos los resultados… que ya se están viendo, con menos asesinatos y delito tipo 1, pero tenemos que alcanzar más”, sostuvo Molina.

“Esperamos que con esta cumbre podamos tener una mejor comunicación, no tan solo con cada región, sino a nivel de Isla”, agregó.

Comentó que el personal de los municipios pueden ayudar a los investigadores de la Policía estatal a identificar mejor áreas de alta incidencia criminal.

También resaltó que los gobiernos municipales pueden asistir en la cantidad de horas que abren los locales comerciales y cómo atender los que estén relacionados a actividad delictiva, por si es necesario, incluso, de lograr que cierre.

Mencionó que podrían tomar acción similar a la que hizo el Municipio de Carolina para lograr el cierre de Zokkus en Isla Verde, después de que una balacera frente al negocio fuera captada en vídeos compartidos por las redes sociales. La acción legal, sin embargo, no se había tomado antes, pese a que por mucho tiempo los vecinos lo habían denunciado.

Molina, además, explicó que el esfuerzo debe incorporar a los departamentos de la Familia y Educación, para procurar efectos a largo plazo en la reducción de la incidencia criminal.

De igual manera planteó que es necesario invertir en mayores recursos tecnológicos para la detección y monitoreo de actividad delictiva.

Por otro lado, ambos alcaldes coincidieron en quela Junta de Supervisión Fiscal tiene que ser más flexible en autorizar mayores recursos para la Policía estatal.

Por su parte, Delgado destacó que también es necesaria una mayor integración de los municipios con las autoridades federales para la coordinación de operativos contra criminales.

Delgado, por su parte, dijo que entregará mañana una lista de diez puntos sobre iniciativas de colaboración para desarrollar.

Comentó, por ejemplo, que en Cataño trabajan en una distribución de áreas con la Policía estatal para que se hagan cargo de las avenidas principales, mientras que la Municipal aborda el casco urbano y áreas aledañas, de manera que puedan coordinar movimientos en caso de que estén dando seguimiento a uno o varios sujetos bajo investigación.


💬Ver 0 comentarios