Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El senador Eduardo Bhatia y el representante Jaime Perelló lograron ayer alcanzar sus aspiraciones de presidir las cámaras legislativas en medio de sendos caucus en los que sus contrincantes se allanaron, a regañadientes, al voto de la mayoría.

En el Senado, la votación se produjo de forma unánime a favor de Bhatia para presidir el cuerpo, quedando José Luis Dalmau como vicepresidente; Aníbal José Torres como portavoz, y Rossana López como portavoz alterna.

Sin embargo, su principal contendor al puesto, el senador Cirilo Tirado, llegó a último momento, visiblemente molesto y en medio de rumores sobre su posible renuncia.

“Yo no voy a hacer expresiones hasta terminado el caucus”, dijo Tirado al llegar a la sede de la Pava cerca de la 1:30 p.m. Poco después, regresó al área donde estaban los periodistas para rechazar los rumores que comenzaban a correr en las redes sociales sobre su dimisión.

“Cuando uno es electo a un puesto, tiene que cumplir con el favor y el mandato del pueblo”, agregó.

Tirado dejó entrever que la renuncia voluntaria a sus aspiraciones de presidir el Senado no le impedirá realizar un trabajo de altura. Y aseguró que tampoco está molesto por la determinación tomada, o al menos no como para renunciar a su puesto.

Otro de quien también se rumoró que tenía aspiraciones a la presidencia es el veterano legislador Antonio Fas Alzamora. Sobre él, Bhatia señaló que tendrá la misión de ser el “mentor” de todos los senadores.

Al anunciar el nuevo liderato senatorial, el gobernador electo Alejandro García Padilla manifestó que “el país tiene ante sí un cambio dramático”.

“Del Senado de las puertas cerradas, de las gradas vacías, de la prensa expulsada, al Senado que le pide al pueblo que hable, al Senado de puertas abiertas, a un Senado que busca el choque de los pensamientos para encontrar las soluciones”, dijo al destacar que su administración tiene la “obligación de reunificar al país”.

Por su parte, Bhatia destacó que la responsabilidad del nuevo Senado será “devolverle la confianza y credibilidad” a la Cámara alta”.

“El pueblo nos ha hablado y nos ha dicho con una sola voz que tenemos que restaurar la confianza de la asamblea nacional. Yo invito al pueblo a que vea la calidad de los senadores que tenemos aquí, la calidad del equipo. Este Senado va a asegurarse de que, cuando se cumplan 100 años del Senado de Puerto Rico, va a ser una institución que nuevamente va a tener confianza y credibilidad”, dijo Bhatia.

Según quedó conformado, el próximo Senado tendrá 18 miembros del PPD y nueve del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Mientras en la Cámara, el gobernador electo confirmó que antes del encuentro se reunió en privado con los aspirantes a presidir ese cuerpo, Perelló y Luis Vega Ramos, para limar asperezas. Perelló llegó al comité central acompañado de una veintena de representantes. Vega Ramos arribó solo un poco después.

Al entrar al caucus, Vega Ramos fue el único representante en abstenerse de la votación por la presidencia. Vega Ramos abandonó la sede sin emitir comentarios.

De hecho, García Padilla dijo que “el compañero me pidió no hacer expresiones”.

“Estoy muy contento de este equipo. Todos, todos vamos a trabajar”, dijo Perelló.

Además de Perelló, salieron electos el representante Roberto Rivera, como vicepresidente del cuerpo; Charlie Hernández como portavoz, y Eduardo Ferrer como portavoz alterno.

Hernández fue retado al puesto por Luis Raúl Torres, quien solo obtuvo ocho votos. Uno de los representantes que no fue identificado, se abstuvo en esa votación.

El PPD tendrá 28 representantes, y el PNP, 23.

Ivelisse Rivera colaboró en esta historia.


💬Ver 0 comentarios