(semisquare-x3)
Hemiciclo del Senado de Puerto Rico. (David Villafañe)

El Senado aprobó esta tarde a viva voz un proyecto de ley que establece un término fijo de tres años de cárcel a todo individuo que cometa cualquier tipo de delito contra un agente del orden público en una manifestación.

La medida de los senadores de mayoría Luis Berdiel, Henry Neumann y Ángel “Chayanne” Martínez, define una manifestación como “una marcha, manifestaciones, concentración de personas o protestas en las vías públicas de la isla, “con el fin de expresar su posición u opinión sobre asuntos de interés público…”.

Se dispone en la exposición de motivos que es importante crear mecanismos para que agresiones contra la Policía sean sancionadas con penas máximas.

Al condenar la medida, el portavoz del Partido Popular Democrático, Eduardo Bhatia, dijo que se trata de una medida represiva.

“Paren esto ya. Esto no debe hacerse. No quiero que golpeen a nadie, pero no quiero que un código de leyes, en un cuerpo de ley, se haga una ley para atender manifestaciones públicas. “Esto lo que crea es un sistema en que hay que tenerles temor a las manifestaciones públicas”, dijo Bhatia al asumir un turno sobre la medida.

El expresidente del Senado señaló que favorecería legislación para que la medida cubra delitos “en cualquier sitio, pero no particularizando que sea en una actividad pública”.

Por la misma línea se expresó el también popular Miguel Pereira, quien dijo que se debe buscar una protección amplia “en todos los sentidos y en todas las situaciones”.

El senador independentista Juan Dalmau planteó que actualmente se tipifica como delito menos grave la alteración a la paz, que contempla una sentencia carcelaria de seis meses y una multa, mientras que, por la misma conducta, en una manifestación, impone una pena fija carcelaria de tres años.

El senador independiente José Vargas Vidot también se expresó en contra del proyecto, que fue descargado de la Comisión de Seguridad Pública sin que se realizaran vistas públicas.

“Este proyecto no protege ni garantiza nada”, dijo Vargas Vidot. “Sólo atenta contra la democracia”.

Berdiel y Neumann favorecieron la medida.

Este último dijo que la medida no limita la capacidad de grupos a manifestarse y que el proyecto representa “una herramienta” para que los policías se sientan protegidos.

“En la noche de hoy se comienza a hacer justicia a la Policía”, dijo Neumann. “Esta medida fija responsabilidades a los que agreden a policías, cuando se supone que sea una manifestación amparada por la ley”.

En su defensa de la medida, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, rechazó que el proyecto busque limitar el derecho a la libre expresión.

“Es descabellado ese argumento”, sostuvo.  “Lo que abona es la cantaleta del que critica y no hace nada”, agregó.


💬Ver 0 comentarios