Vista de cómo quedó la ropa de Jeraldiel Pabón Negrón luego de que se inundara su casa. (Suministrada) (semisquare-x3)
Vista de cómo quedó la ropa de Jeraldiel Pabón Negrón luego de que se inundara su casa. (Suministrada)

“Me levanté contra viento y María”, así repite el joven Jeraldiel Pabón Negrón cuando repasa su aterradora experiencia con el huracán María.

Hay mucho de ironía en su relato, pues Jeraldiel es un aficionado apasionado de la meteorología, que perdió todo, y casi la vida, durante el azote del devastador ciclón.

Para alguien que se emociona cuando observa y analiza un huracán, el que fuese precisamente un ciclón lo que trastocó su vida, tiene mucho de ironía.

Jeraldiel es uno de los miembros más veteranos del grupo de aficionados a la meteorología Cycloforums, fundado en el 2004, cuando Facebook era apenas una red social universitaria y Twitter no existía. 

El martes 19 de septiembre de 2017 como buen aficionado a los ciclones, Jeraldiel salió en su carro a grabar las condiciones del tiempo y del mar en Toa Baja y Dorado.

Se dio gusto grabando vídeos y midiendo el viento con el anemómetro, la temperatura y la presión barométrica en el preludio del azote del huracán María. Ya de noche, regresó a su hogar, movió su carro a un lugar más alto y se refugió en su apartamento ubicado en Toaville, en Toa Baja.

A las 9:30 a.m. del miércoles 20, cuando ya el ojo de María se trasladaba tierra adentro, vio que un vecino movía desesperadamente su carro a un lugar más alto, a pesar del fuerte viento y la lluvia. Cuando miró hacia un extremo de la calle, quedó paralizado al ver que se acercaba un golpe de agua de casi tres pies que comenzaba a inundar la zona.

El agua inundó las viviendas con tal rapidez que cuando trató de salir de su casa, no podía abrir la puerta. “El agua bloqueaba la puerta, y me dije ‘aquí yo no me voy a morir’, así que empujé y empujé, hasta que logré salir con mis dos mochilas de emergencia. El agua me llegaba al pecho y el viento dificultaba mi movimiento. Entonces, vi una casa de dos pisos en cuyo techo había unas personas, y así como yo, otros pudieron subir y salvar sus vidas”, relató pausadamente.

Jeraldiel Pabón Negrón muestra cómo quedó la calle frente a su hogar en Toa Baja. (Suministrada)
Jeraldiel Pabón Negrón muestra cómo quedó la calle frente a su hogar en Toa Baja. (Suministrada)

Desde esa azotea, recordó, los vecinos se organizaron con mangueras, a falta de soga, para rescatar a otras personas, mascotas y hasta una vaca, la cual gracias a la misma inundación pudieron subir al techo de una casa de dos pisos. Casi 36 horas después, unos rescatistas los guiaron hacia un lugar más alto donde un camión militar los llevaría a un refugio.

“Estuve en cuatro refugios durante cuatro meses. Con la ayuda de la familia, amistades y mis amigos de Cycloforums, logré reunir suficiente dinero para comprarme un carro y poder ir a trabajar. El carro se calentaba y se apagaba, pero me llevaba yme traía de nuevo al refugio”, recordó.

En enero de este año Jeraldiel logró alquilar otro apartamento, y comenzar de nuevo. “María me dejó sin nada de lo que tenía en mi vida. Yo que pensaba que el 2017 sería mi año, y lo fue, pero de otra manera; fue el año en que lo perdí todo”, reflexionó.

De los aficionados que integran Cycloforums, Jeraldiel fue quizás uno de los que más perdió con María, pero igual tuvo ganancias. “Sí me ayudó a salir adelante, a superar la adversidad. Hice labor voluntaria en el refugio, ayudando a mantener la higiene en las áreas comunes. María me ayudó a valorizar la vida, la familia y a las amistades”, aseguró.

¿Cambió María su pasión por la meteorología? “No. Al contrario. Sigo siendo un apasionado de la meteorología y sigo siendo miembro de Cycloforums. Tengo planes de editar un minidocumental con los vídeos que grabé y que gracias a Dios pude salvar de la inundación y de la lluvia”, afirmó.

Jeraldiel también contempla modificar una guagua para convertirla en un vehículo especial tipo caza tormentas, el cual se utilice para exhibiciones y para orientar al público sobre la importancia de prepararse contra los huracanes.

Definitivamente, María no destrozó la pasión de este aficionado a la meteorología.


💬Ver 0 comentarios