La nueva subasta se efectuará mañana, martes. (horizontal-x3)
La nueva subasta se efectuará mañana, martes. (Vanessa Serra Díaz)

La compra de las computadoras para mantener los récords electrónicos de los pacientes del Centro Médico de Río Piedras demorará un tiempo adicional, luego que la Junta de Revisión de Subastas de esa institución canceló la licitación en la que se adjudicó la adquisición del equipo y dispuso realizar mañana un nuevo proceso.

La transacción en torno a unas 500 computadoras y otro equipo relacionado -a un costo que supera los $300,000- ha estado en medio de una disputa tras la selección como proveedor de la empresa Blue Range Technology, con sede en Carolina del Norte y que fue registrada en Puerto Rico el 13 de septiembre de 2018, solo un día después que la Administración de Servicios Médicos (Asem) publicara el aviso de subasta.

Jorge Matta González, director de la Asem, que administra Centro Médico, no respondió una petición de información de El Nuevo Día sobre este proceso, canalizada a través de su portavoz, Jesús Vélez

La compañía puertorriqueña WF Computer Services objetó la adjudicación a favor de Blue Range, al argumentar que ese licitador falló en completar información sobre responsabilidad fiscal y en anotarse en el registro de licitadores únicos, dos condiciones establecidas en los pliegos de licitación, según se desprende de documentos del expediente judicial examinados por este diario.

La empresa boricua presentó un recurso de revisión ante la Asem, y tras sufrir un revés, sometió dos recursos adicionales ante el Tribunal de Apelaciones para objetar el proceso y evitar una nueva subasta.

WF Computer Services planteó que, previo a la adjudicación de la subasta, advirtió a la Asem que Blue Range no había provisto la información requerida, pero aun así le adjudicaron una compra por $342,500, que fue el precio más bajo licitado entre las cuatro compañías que participaron en el proceso. 

La Junta de Revisión de Subastas de la Asem falló en contra de la impugnación presentada por WF Computer Services en el recurso de revisión presentado el 2 de noviembre. No obstante, el 16 de noviembre, la Junta canceló el proceso efectuado un mes antes. 

La Asem convocó posteriormente una nueva subasta, lo que ocurrirá mañana.

La determinación de cancelar la licitación adjudicada respondió a que supuestamente no hubo uniformidad en el proceso de invitación de subasta que llevó a cabo la división de compras, ni en el envío de las propuestas por parte de los licitadores, y a que algunos documentos que componen el expediente de licitación no estaban debidamente completados. 

El aviso sobre la nueva apertura de los pliegos de subasta se publicó el 7 de diciembre, cuando todavía estaba vigente el término para apelar que tienen los licitadores inconformes con la resolución de la Junta, según advirtió WF Computer en una moción de auxilio de jurisdicción que pidió sin éxito al  Apelativo.

Aunque reconoce que la Asem tiene derecho a cancelar la adjudicación de una subasta en cualquier momento antes de firmar el contrato, la empresa que impugnó el proceso sostiene que las razones para anularlo tienen que ser de peso y que las expuestas por la junta revisora en este caso no lo fueron. 

A juicio de WF Computer, el llamado a una nueva subasta tiene el efecto de premiar a los licitadores que no cumplieron con los requisitos, al darles una oportunidad de “volver a licitar sabiendo los precios de sus competidores”.


💬Ver 0 comentarios