(semisquare-x3)
Raúl Grijalva, presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. (David Villafañe)

La Asociación de Salud Primaria de Puerto Rico (ASPPR) advirtió hoy al Congreso de los Estados Unidos de que cientos de miles de ciudadanos de la isla quedarían sin servicios de salud a menos de que se aprueben fondos federales adicionales.

La presidente de la entidad, Gloria Amador, participó en un encuentro en San Juan presidido por el congresista Raúl Grijalva, presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, y otros legisladores de la capital federal que durante estos días visitan la isla.

Amador recordó a través de un comunicado que, a partir del próximo 30 de septiembre, Puerto Rico enfrentará una crisis de fondos, dejando más de 500,000 residentes de los Estados Unidos que viven en Puerto Rico con el riesgo de perder su cobertura de salud.

Subrayó que la inacción del Gobierno federal representaría una reducción de los fondos del Programa Medicaid, por lo que le urgió a la aprobación de una asignación de $1,620 millones para la isla.

"Los ciudadanos de Puerto Rico están amenazados por un sistema de salud de segunda clase que está al borde del colapso debido al tratamiento desigual de la isla en cuanto a los fondos del Medicaid", enfatizó Amador.

Destacó que dicha reducción acercaría al sistema de salud puertorriqueño a un precipicio fiscal que obligaría a los Centros de Salud Comunitarios (Centros 330) a recibir un número de pacientes sin planes médicos o cubiertas limitadas, poniendo en riesgo su operación, al no poder recobrar por los servicios que prestarían.

La ASPPR representa 20 Centros de Salud Comunitarios (CHC, por sus siglas en inglés) en Puerto Rico y más de 3.485 profesionales de salud vitales para el sistema de salud de Puerto Rico y certificados por el Gobierno federal para atender los 3.5 millones de residentes de la isla.

Esas 20 organizaciones sin fines de lucro operan 96 centros de salud comunitarios en 59 municipios en áreas designadas por el Gobierno federal como áreas no atendidas sanitariamente (Medically Underserved (MUA, por sus siglas en inglés) y Health Professional Shortage Areas (HPSA, por sus siglas en inglés) donde hay escasez de profesionales para atender.

Amador, quien también se desempeña como directora ejecutiva de Salud Integral en la Montaña (SIM), destacó que el nivel de pobreza de la isla alcanza el 42%, lo que representa sobre un tercio de la población de Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios