(horizontal-x3)
Alicia Suárez, directora ejecutiva de la Junta de Directores de la Asociación, aseguró que esta ayuda ha sido clave considerando la gran necesidad que afloró y que continúa mostrándose. (GFR Media)

Miembros de la directiva de la Asociación de Salud Primaria de Puerto Rico rindieron cuenta hoy de la ayuda que han recibido de organizaciones no gubernamentales tras los huracanes Irma y María. 

Hasta la fecha, la Asociación ha canalizado $20.7 millones en ayuda distribuida entre los 93 centros de salud primaria que hay en el país, además de en necesidades de pacientes identificadas y comunidades afectadas.

Alicia Suárez, directora ejecutiva de la Junta de Directores de la Asociación, aseguró que esta ayuda ha sido clave considerando la gran necesidad que afloró y que continúa mostrándose en pueblos como Las Piedras, Vieques Culebra, Ciales, Arroyo, Adjuntas y Maunabo, entre otros.

"Somos el "safety net" (red de apoyo)", aseguró Suárez.

Como ejemplo, se informó que en los meses pico después de los huracanes, entre octubre y noviembre, se atendieron de 35,000 a 40,000 personas semanalmente en los centros de salud primaria, también conocidos como centros 330 por el tipo de fondos federales que reciben.

En las últimas cuatro semanas, mientras tanto, se siguen atendiendo de 20,000 a 25,000 personas semanalmente en los centros que algunos expertos llaman la espina dorsal del sistema de salud.

"Todavía hay equipos médicos apoyando al personal de las clínicas 330, especialmente en lugares más remotos", dijo Suárez.

Rosa Rodríguez, presidenta de la Junta de Directores de la Asociación, aseguró que con una donación de $18,000 que recibieron hoy se repartirán mosquiteros, repelentes de mosquitos y camas para adultos y niños que necesitan estos artículos.

Javier Jiménez, director de un programa de informática de la Asociación, indicó, por su parte, que los centros 330 se moverán en los próximos años a ser más auto sustentables con proyectos de energía solar y de otros tipos de comunicaciones alternas. Ya algunos centros en Comerío, Arroyo y Patillas, dijo, han instalado sistemas de energía alternos en neveras donde guardan los medicamentos.


💬Ver 0 comentarios