Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La comisionada residente Jenniffer González opinó que el presupuesto de la Junta
La comisionada residente Jenniffer González opinó que el presupuesto de la Junta "se está saliendo de proporción". (GFR Media)

Washington - Líderes de los tres partidos políticos inscritos denunciaron ayer la aparente intención de la Junta de Supervisión Fiscal de aumentarse en $20 millones su presupuesto para el próximo año fiscal, según los datos incluidos en el proyecto de presupuesto federal.

“Se está saliendo de proporción”, indicó la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, vicepresidenta del Partido Nuevo Progresista (PNP), en declaraciones a El Nuevo Día.

El proyecto presupuestario del presidente Donald Trump proyecta que el presupuesto de la JSF aumentaría de $60 millones a $80 millones para el año fiscal que comienza en julio. En su primer año, el presupuesto de la JSF fue de $31 millones.

Un portavoz de la JSF dijo que el documento se basa en proyecciones que ha hecho la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Pero, no dio detalles sobre los planes de la JSF, que controla el plan fiscal y el presupuesto del gobierno de Puerto Rico.

La comisionada González sostuvo que con $80 millones, pueden construirse carreteras dañadas por el huracán María.

El Departamento de Hacienda de Puerto Rico, por ejemplo, tiene este año fiscal un presupuesto que ronda los $197 millones para una operación con unos 2,100 empleados.

“Se añade insulto a la agresión. La mera idea de aumentar el presupuesto de la junta de control fiscal con cargo al presupuesto del pueblo de Puerto Rico, y a la vez impulsar medidas de desmantelamiento de servicios necesarios para el pueblo porque hay crisis presupuestaria, es inmoral e inaceptable”, indicó el senador Juan Dalmau, portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), en una declaración escrita.

Mientras, el senador del Partido Popular Democrático (PPD) Aníbal José Torrres indicó a Notiuno que de confirmarse el aumento en el presupuesto, en momentos de grandes necesidades para la isla, la JSF “predica la moral en paños menores”.

Aunque el presupuesto de la JSF lo paga el gobierno de Puerto Rico, el documento indica que la administración federal está obligada a precisar cómo se proyecta la distribución de fondos para ese organismo, impuesto por la ley Promesa y cuyos siete miembros con derecho al voto cumplen, al terminar febrero, 18 meses en sus puestos.

Energy Answers

La comisionada, por otro lado, sostuvo que luego del rechazo que diera el gobernador Ricardo Rosselló a la propuesta de la empresa Energy Answers para la construcción de una planta de conversión de basura a energía en Arecibo, puede ser ineficaz la insistencia de la JSF en ese proyecto.

“La política pública del gobierno es que eso no va. Ahí ya tienes un problema para obtener los permisos”, indicó González.

El lunes, el coordinador de Revitalización de la JSF, Noel Zamot, dijo que seguirán considerando el proyecto y que la posición del gobernador tendrá “un impacto en la recomendación” que le presentará a los miembros de la Junta.

Según Zamot, la JSF ha recibido 40 propuestas de proyectos de revitalización. Hasta el momento, la JSF ha sometido 11 de ellos al proceso de evaluación pública que establece la ley Promesa.


💬Ver 0 comentarios