(semisquare-x3)
Rob Bishop, en la foto junto a la comisionada residente Jenniffer González, es el segundo miembro del Congreso de EE.UU. que más donativos ha recibido de residentes de Puerto Rico. (Gerald López Cepero)

Washington - Un día después de haber coauspiciado el proyecto proestadidad de la comisionada Jenniffer González, el congresista republicano Rob Bishop (Utah) obtuvo cerca de $25,000 en nuevos donativos políticos de residentes de Puerto Rico, de cara a su candidatura a la reelección.

Las contribuciones se vinculan oficialmente con un evento de recaudación de fondos en Orlando (Florida), celebrado el 28 de junio, coincidiendo con una cumbre del Grand Old Party (GOP) .

Como presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, Bishop, entre otras funciones, tiene el poder para llevar a votación el proyecto proestadidad de González, supervisa la la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), que controla las finanzas públicas de Puerto Rico, y busca intervenir en el futuro del sistema eléctrico de la isla.

En términos de donativos recibidos durante esta sesión legislativa -que comenzó en enero de 2017 y termina en diciembre- , y sin contar a la comisionada González, Bishop es el segundo miembro del Congreso que más fondos ha recibido de residentes de Puerto Rico, según las contribuciones registradas en la Comisión Federal de Elecciones (FEC) que ha examinado El Nuevo Día.

En total, pese a la grave crisis fiscal y la emergencia causada por el huracán María, desde Puerto Rico se han donado a senadores, congresistas y candidatos al Congreso más de $525,000 entre enero de 2017 y junio de 2018.

Hasta el 30 de junio, el comité electoral de Bishop, que contaba con $851,000 en su cuenta electoral, había recibido $51,850 de donantes de la isla.

En términos de las contribuciones hechas desde la isla, solo supera a Bishop el speaker Paul Ryan, cuyo comité de acción política ha obtenido $84,100, según datos de la FEC. Ryan, con su poder disminuido en la Cámara baja federal, se retira del Congreso en diciembre.

La comisionada González, con Bishop como principal coauspiciador, presentó el pasado 27 de junio un proyecto de ley que persigue crear un Grupo de Trabajo del Congreso para examinar los cambios a leyes que se requieren para convertir a Puerto Rico -mediante una legislación independiente-, en el estado 51 de EE.UU., efectivo en enero de 2021.

Al otro día, estaban en el evento de recaudación de fondos para el legislador federal por Utah.

“Estos eventos se corren con mucho tiempo de anticipación”, indicó González, al ser preguntada por la fecha de los donativos más recientes hechos a Bishop. González sostuvo que promueve donativos “a candidatos que han respaldado a Puerto Rico”.

Aunque el tema del status no está en la agenda del Senado estadounidense para los últimos cuatro meses de sesión, la comisionada González espera que Bishop convoque en septiembre auna audiencia pública para examinar su legislación proestadidad y que luego la lleve a votación en el Comité de Recursos Naturales.

Entre el 28 y el 30 de junio, el comité electoral de Bishop registró $24,500 de contribuyentes de la isla.

Entre los donantes cuyas contribuciones coinciden con el evento de Orlando están los empresarios Federico Stubbe ($5,400), Juan Antonio Larrea ($2,500), Jorge San Miguel ($1,000) y la delegada permanente ante el Partido Republicano de EE.UU., Zoraida Fonalledas ($1,000).

Algunos de los donantes de finales de junio estuvieron también en una cena que se le organizó a Bishop en la residencia del empresario Larrea como parte de su viaje a la isla del 4 al 6 de mayo.

Durante el viaje oficial a Puerto Rico de principios de mayo, Bishop dio su apoyo a la idea de que la isla se convierta en el estado 51 de EE.UU.. Entonces, Bishop tuvo principalmente reuniones con empresarios, autoridades del gobierno y organizaciones cívicas, centradas en el tema energético.

Cerca de 20 personas asistieron a la cena del 4 de mayo en honor a Bishop en la casa de Larrea. Como otros republicanos, la comisionada González ha rechazado que la cena hubiese sido un evento de recaudación de fondos.

El cabildero Stephen Kupka –cuya firma King & Spalding fue una de los donantes de Bishop con fecha del 30 de junio de 2018, y quien aparece en una foto de un evento de campaña de Ricardo Rosselló en 2016 junto al socio de DCI Group Ryan Grillo-, asistió a la cena en casa del empresario Larrea, como reconoció entonces a la revista Mother Jones.

Según la publicación, Kupka aceptó inicialmente que iba a una recaudación de fondos, “pero luego se corrigió a sí mismo”.

“En realidad, ¿sabes qué? No creo que lo estén clasificando como una recaudación de fondos. Creo que es solo una cena”, dijo entonces Kupka, cuya firma cabildea a nombre de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

José Carrión III, quien al igual que la asesora en temas éticos de la JSF ha insistido en que sus donativos políticos no son un conflicto ético con su trabajo, fue otro de los asistentes a la cena. Pero, Carrión ya le había donado a Bishop, quien ha indicado que va a su última elección en noviembre.

Según la FEC –y como había reportado El Nuevo Día-, Carrión contribuyó el 30 de septiembre de 2017, 10 días después del huracán María, con $1,000 a la campaña de Bishop.

Jossen Rossi, presidente de la Junta de Directores del Instituto de Competitividad y Sostenibilidad Económica (ICSE), dijo que donó $1,000 a la campaña de Bishop, de cara al evento del 28 de junio en Orlando.

La contribución quedó registrada el 30 de junio. Aunque otros lo ubican en la cena del 4 de mayo en casa de Larrea, Rossi lo negó.

Rossi indicó que participó en Isla Verde del almuerzo en que Bishop y la comisionada González se reunieron con empresarios y organizaciones cívicas.

No obstante, Rossi advirtió que no ha estado enla misma página que Bishop en torno a la transformación que requiere el sistema eléctrico de Puerto Rico.

En torno a la presión pública que han hecho Bishop y otros republicanos a favor de la inversión en proyectos de gas natural, Rossi dijo que ese puede ser el interés de empresas energéticas, pero no se debe obligar a la AEE a financiarlos. “Todo debe pasar por la Comisión de Energía”, indicó recientemente Rossi.

Los más beneficiados

Otros congresistas que han recibido sobre $20,000 en donativos de Puerto Rico entre enero de 2017 y 2018- un período que incluye la devastación causada por el huracán María y el agravamiento de la crisis fiscal de la isla-, son el congresista demócrata boricua Darren Soto (Florida), el congresista republicano Carlos Curbelo (Florida), el senador republicano Roger Wicker (Misisipi), el senador demócrata Robert Menéndez (Nueva Jersey), el senador republicano Orrin Hatch (Utah), el congresista republicano Sean Duffy (Wisconsin) y el senador demócrata Tim Kaine (Virginia).

Hasta el 30 de junio, Soto había recibido $45,150, Curbelo $42,200, Wicker $40,500, Menéndez $33,600, Hatch $33,600, Duffy $31,500 y Kaine $21,500.

Tras ganar la primaria demócrata el pasado martes, el boricua Soto es favorito para retener su escaño en noviembre.

Curbelo, por su parte, ha sido un enlace de las autoridades de la Isla y el sector privado en temas contributivos, como miembro del influyente Comité de Medios y Arbitrios.

Los datos de la FEC indican que el senador Wicker obtuvo $40,500 en donativos de residentes de Puerto Rico, pero algunas contribuciones parecen estar repetidas.

El republicano Wicker es un aliado del Partido Popular Democrático (PPD).

Wicker fue clave a principios de 2017 en presionar al Departamento de Justicia de EE.UU., junto a otros siete senadores republicanos, para que se incluyera el Estado Libre Asociado en la papeleta del plebiscito de junio del año pasado.

Sus donantes incluyen al presidente del PPD, Héctor Ferrer, quien contribuyó con $1,000 al senador republicano.

El senador Wicker también colaboró con los esfuerzos del “Frente por Puerto Rico” creado por el gobernador Ricardo Rosselló, y que reunió sectores del PPD, incluido Ferrer y los gobernadores Ánibal Acevedo Vilá y Alejandro García Padilla. “Wicker siempre ha sido un amigo del PPD y del ELA. Lo conozco hace 16 años. A las amistades uno las ayuda no importa el partido político a que pertenezcan”, sostuvo Ferrer.

Otros donantes de Wicker han sido el encargado de Asuntos Federales del PPD, José Alfredo Hernández Mayoral, quien le dio $1,000, José “Che Julio” Aparicio ($3,700) y Acevedo Vilá ($1,000).

Contribuyentes del PPD, como el exgobernador García Padilla ($2,500), y del sector de salud, como Richard Shinto -principal funcionario ejecutivo de PMC ($1,000)-, dominan los donativos otorgados por residentes de Puerto Rico al senador Menéndez, quien busca ser reelegido por segunda vez como senador después de 14 años en la Cámara baja.

El senador Hatch, quien se retira al terminar el año, ha sido el presidente de la poderosa Comisión de Finanzas, que tuvo a su cargo la reforma contributiva y puede considerar iniciativas sobre la Isla antes de que termine 2018.

Hasta el 30 de junio, las candidatas demócratas boricuas al Congreso Alexandria Ocasio Cortez (Nueva York) y Tatiana Matta (California) apenas habían recibido donativos de la isla, $327 y $250, respectivamente.


💬Ver 0 comentarios