El Nuevo Día recibió confidencias por la falta de mantenimiento del equipo de escrutinio electrónico. Esto fue lo que ocurrió cuando llegamos a la Comisión Estatal de Elecciones.

Tras la inversión de $38.5 millones -en un país en quiebra- para la adquisición de más 5,075 máquinas de escrutinio electrónico, hoy día se desconocen las condiciones físicas y operativas de ese equipo que está almacenado en el edificio de operaciones electorales de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE).

La CEE había reconocido a este diario que ante el incumplimiento de pago a la empresa Dominion Voting Systems, la compañía canadiense presuntamente se negó a darle mantenimiento a las máquinas que se usaron por última vez en el 2017 para el plebiscito y luego, algunas de ellas, en la elección especial para la alcaldía de Guaynabo. 

La deuda presuntamente asciende a $5.2 millones y, según los datos que anteriormente había ofrecido la CEE, el impago supuestamente ha respondido a que la Junta de Supervisión Fiscal no había autorizado la asignación de esos fondos.

El Nuevo Día recibió una confidencia de que el equipo estaba guardado al olvido y en deterioro progresivo luego del huracán María. Para confirmar si tenía o no validez la denuncia, un equipo de este diario acudió tanto al edificio de la CEE como al de operaciones electorales, pero no logró acceso al edificio de operaciones especiales. Tampoco se obtuvo una declaración del presidente de la entidad, Juan Ernesto Dávila Rivera, sobre el estado de las máquinas.

La portavoz de la CEE, Griselle López Díaz, explicó que no podían autorizar un recorrido por el área donde está guardado el equipo porque los encargados estaban desalojando un almacén en Caguas. El desalojo responde al cumplimiento con una orden de desahucio emitida por el Tribunal ante la falta de pago de renta por parte de la CEE.

Ninguno de los más de 600 empleados que tiene la CEE- distribuidos en distintas regiones-, podía acompañar a El Nuevo Día a ver las máquinas. López Díaz dijo para abrir el área del almacén tenía que “haber representantes de los tres partidos” para cumplir con el balance electoral, pero ninguno de los funcionarios que estaba en la oficina central de la CEE, el pasado jueves, tenía la facultad para llevar al equipo de este diario al almacén.


💬Ver 0 comentarios