Rosa Castro, directora ejecutiva de NeoMed Center. (GFR Media) (semisquare-x3)
Rosa Castro, directora ejecutiva de NeoMed Center. (GFR Media)

La gerencia de los centros de salud primaria 330 NeoMed Center en Puerto Rico informó hoy que implantará el programa "Comunidad Resiliente", con el objetivo de impactar poblaciones vulnerables en varios municipios de la isla que aún se recuperan del huracán María.

Según dijo hoy en un comunicado de prensa la directora ejecutiva de NeoMed Center, Rosa Castro, será mediante una ayuda de $350,000 de la Cruz Roja Americana que dicho programa se establecerá en los municipios de Gurabo, Juncos, Aguas Buenas, San Lorenzo y Trujillo Alto.

Castro explicó que uno de los objetivos primordiales de esta propuesta es ampliar los servicios existentes en las áreas de salud física y conductual, y que se realicen esfuerzos de promoción y educación en salud en poblaciones que se afectaron seriamente con el huracán.

"Mediante un enfoque holístico y de bienestar queremos lograr que estos sectores se conviertan en comunidades resilientes ante la eventualidad de otras crisis, y ampliar su acceso a servicios de salud", explicó Castro.

El programa impactará niños, adultos mayores con discapacidades y barreras físicas, y también a personas con necesidades de salud física y salud conductual.

Para ello, se utilizarán las escuelas Margarita Rivera de Janer en Gurabo, Pedro Rivera Molina en Juncos, Pedro Albizu Campos (superior urbana) y Luis Muñoz Marín en Aguas Buenas, así como la visita a varios hogares de ancianos localizados en San Lorenzo y Trujillo Alto.

Los estudiantes de estas escuelas, por su parte, se beneficiarán de evaluaciones, clínicas de vacunación y otros servicios relacionados con salud conductual.

Se explicó además que los adultos mayores y personas con discapacidades se atenderán mediante evaluaciones médicas y de sus necesidades en sus respectivas viviendas u hogares de cuido.

Castro detalló que los servicios a estas poblaciones más vulnerables "se afectaron seriamente por problemas de transportación, carreteras obstruidas y la falta de servicio eléctrico, así como por la emigración de proveedores de salud cerca de su área".

Castro agregó que el reemplazo de equipos médicos que se dañaron por la falta de servicio eléctrico está contemplado en esta propuesta.

El programa añadirá un componente educativo que beneficiará a estudiantes y familiares sobre cómo auto-protegerse de enfermedades transmisibles por agua contaminada, el aire y mediante mosquitos.

Otro aspecto que atenderá es educar a maestros para que puedan identificar señales y síntomas de trastornos emocionales en estudiantes y referirlos a evaluación y tratamiento para prevenir traumas y otros desórdenes postraumáticos en el futuro.


💬Ver 0 comentarios