Los delitos imputados son 30 cargos por prestar declaraciones falsas al gobierno federal y nueve cargos adicionales por fraude electrónico por comunicaciones relacionadas a este trasiego que se cometieron cuando era alcalde de Yauco.

Por Sandra Torres / Especial para el El Nuevo Día

Las irregularidades en el pago de nómina durante la incumbencia del exalcalde de Yauco, Abel Nazario Quiñones, el pasado cuatrienio, podrían afectar a cientos de empleados municipales activos a partir del próximo año fiscal.

Esto cuando se complete el pago de $588,000 a 177 trabajadores del ayuntamiento, que fueron obligados a realizar labores voluntarias entre el 1 de agosto de 2012 y el 31 de julio de 2014, según el pliego acusatorio federal contra Nazario Quiñones.

De acuerdo al alcalde Ángel L. Torres Ortiz, su administración saldó la deuda de 132 funcionarios activos y solo resta pagar $180 mil a 45 exempleados antes de finalizar el 2018. La situación lacera aún más las finanzas del ayuntamiento, que mantiene a más de 200 empleados en reducción de jornada desde el 2009.

“En este año fiscal no, el próximo año fiscal pudiera ser. Hace apenas un mes nos hicieron el desembolso de los préstamos CDL de FEMA que viene a cubrir gastos administrativos porque, durante el período del huracán María, los municipios tuvimos que incurrir en gastos que no estaban presupuestados”, confesó el alcalde de Yauco.

“FEMA vino a solventar con este préstamo, como si fuese un salvavidas financiero para el municipio, pero exclusivo para gastos administrativos. Luego de usar estos fondos de FEMA, tendríamos que repensar si el próximo año o el de más arriba pudiéramos cesantear empleados públicos”, advirtió Torres Ortiz, al mencionar que el municipio cuenta con 486 empleados activos.

El actual alcalde yaucano sustituyó a Nazario Quiñones en el 2017, y heredó los compromisos advenidos por su predecesor, acusado de 39 cargos federales por fraude electrónico y uso de documentos falsos por presuntas irregularidades en el pago de nómina.

La reducción de jornada ha sido consecuente desde el 2009 para acá, ha sido intermitente. Ahora, en mi administración le he podido devolver la jornada completa a 236 empleados de 486 que son en total y, por lo menos, estamos pagando los beneficios marginales al día, todo con acuerdos de pago con agencias del gobierno”, explicó Torres Ortiz.

El también presidente del Partido Nuevo Progresista en Yauco lamentó el costo político que tendrá el arresto de Nazario Quiñones, con quien tuvo diferencias al iniciar el cargo, precisamente por el estado de las finanzas municipales.

“Cuando me enteré del arresto, me sentí triste. Me siento en una situación en la que todo lo que se construyó durante su administración se pueda destruir (y) su imagen como político y como líder de esta ciudad por mucho tiempo”, admitió.

Por su parte, el presidente de la Legislatura Municipal deYauco, Walter José Pérez Martínez, lamentó el arresto de quien consideró su amigo desde hace más de 35 años.

“Me impacta y me sorprende. Ciertamente, yo no tengo los elementos de juicio para evaluar lo que pasó. Pero en mi carácter personal, el senador Abel Nazario cuenta con mi aprecio y apoyo”, manifestó Pérez Martínez.

Sin embargo, el presidente de la Legislatura Municipal admitió que estas acusaciones tendrán repercusiones en el Partido Nuevo Progresista.

Entiendo que es lamentable y le cobija la presunción de inocencia, pero ciertamente entiendo que, de alguna manera u otra, puede impactar negativamente a la colectividad y ha ocurrido en el pasado en las diferentes colectividades”, afirmó el líder novoprogresista de la asamblea yaucana.

Para el excandidato a la Alcaldía de Yauco por el Partido Popular Democrático en las elecciones del 2012, Juan Luis Camacho Semidei, el arresto de Nazario es una situación triste para el pueblo.

Aunque se mostró sorprendido ya que “pensaba que había impunidad por tanto tiempo que pasó”. “Nosotros señalamos los malos manejos en su administración municipal y se llevaron querellas a la Oficina del Contralor y al Departamento de Justicia, pero, como esos fueron los años de Luis Fortuño en la gobernación, muchos de esos señalamientos quedaron engavetados”.

“Varios de esos señalamientos, que hoy fueron parte de la acusación, fueron señalamientos que hicimos en el 2011 junto a empleados municipales que cuestionaban esas horas alegadamente voluntarias y que no les estaban siendo pagadas como había sido el acuerdo con el alcalde”, señaló Camacho Semidei.

El expresidente del PPD en Yauco auguró la posibilidad que detrás de estas acusaciones vengan más señalamientos.

“Parece que es información que va a seguir trascendiendo durante el caso, y me gustaría ver sobre todo, que se extienda a los malos manejos con Sección 8, los viajes educativos. Son muchas cosas nebulosas en su administración, pero luego de las campañas políticas solo se bajaba el sueldo a $1,500, pero con $1,500 no se pudo haber dado el estilo de vida que estaba llevando”, denunció Camacho Semidei.


💬Ver 0 comentarios