Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Voluntarios de la Fundación Ironman intentan recuperar lo que una vez fue la Escuela Carlos Conde Marín, en Carolina.

Los esfuerzos de una comunidad en Carolina para rescatar un plantel escolar abandonado recibió un impulso significativo hoy, cuando decenas de atletas que participaron este fin de semana en el evento internacional “Iron Man 70.3” donaron de su tiempo como voluntarios para habilitar el plantel como centro comunitario.


💬Ver 0 comentarios