La manifestación, que alcanzó poco más de cien personas, mostró el arcoíris distintivo de la comunidad LGBTTIQ. Algunos manifestantes utilizaron pelucas, mientras que otros se dejaron sentir mediante el uso de panderos. (horizontal-x3)
La manifestación, que alcanzó poco más de cien personas, mostró el arcoíris distintivo de la comunidad LGBTTIQ. Algunos manifestantes utilizaron pelucas, mientras que otros se dejaron sentir mediante el uso de panderos. (André Kang)

Una camioneta repleta de equipo de sonido de la que brotaban canciones que hicieron bailar, cantar y corear a los presentes hacía inminente su presencia justo frente a la calle Del Cristo, en el Viejo San Juan, que conduce a La Fortaleza

La comunidad LGBTTIQ hizo su primera parada cercano a la residencia y las oficinas del gobernador Ricardo Rosselló para reclamar sus derechos, además de buscar que el gobierno establezca mecanismos para detener la homofobia y el discrimen del que por años han sido víctimas. 

“Hoy se conmemoran 28 años desde que la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Desde poco tiempo después se comenzaron a hacer marchas para conmemorar o para hacer luchas contra la homofobia y la transfobia, así que hoy estamos aquí para hacer una denuncia sobre la falta de política pública que atienda las necesidades de nuestras comunidades, tanto desde el punto de vista del Ejecutivo como del Legislativo”, explicó el portavoz de la manifestación, el abogado Osvaldo Burgos

Permanecieron frente a La Fortaleza por poco más de 45 minutos y luego marcharon hasta el Capitolio, donde también se expresarían. 

Burgos dijo que, aunque han logrado derechos, aún resta camino por recorrer. 

“Son muchísimos. Entre ellos educación con perspectiva de género, todo lo que tiene que ver con la comunidad trans, lo que se eliminó al proyecto de ley 238 en el año 2013, que se respeten las decisiones (judiciales). Al día de hoy el Registro Demográfico se niega a inscribir como hijos de pareja del mismo sexo a hijos nacido dentro del matrimonio”, precisó. 

“Todavía hay muchísimas instancias de la vida diaria que necesitan ser atendidas tanto por el Ejecutivo como por el Legislativo”, añadió. 

La manifestación, que alcanzó poco más de cien personas, mostró el arcoíris distintivo de la comunidad LGBTTIQ. Algunos manifestantes utilizaron pelucas, mientras que otros se dejaron sentir mediante el uso de panderos. 

Al momento, el Ejecutivo no se ha expresado sobre la marcha.


💬Ver 0 comentarios