(semisquare-x3)
El proyecto hubiese requerido una inversión de $400 millones, más los costos operacionales anuales de $77 millones. Arriba, Natalie Jaresko. (GFR Media)

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) se expresó ayer conforme con la cancelación del Aguirre Offshore GasPort, pese a que el proyecto figura en el Plan Fiscal certificado de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la JSF, no mostró reparos con la cancelación, ya que el Plan Fiscal de la AEE está condicionado a la aprobación del nuevo Plan Integrado de Recursos de la corporación pública.

El Plan Integrado de Recursos es el documento que, en teoría, garantiza el desarrollo ordenado del sistema eléctrico. La AEE está supuesta a entregar una nueva versión el próximo 21 de enero. Dicha versión tiene que ser aprobada por el Negociado de Energía de Puerto Rico.

“El Aguirre Offshore GasPort es una de las inversiones identificadas en el Plan Fiscal como una posible alternativa para reducir la dependencia de la AEE al petróleo, cumplir con las regulaciones ambientales y reducir la tarifa de luz”, expresó Jaresko a El Nuevo Día en declaraciones escritas.

Insistió, sin embargo, en que el propio Plan Fiscal de la AEE menciona que todo lo anterior está sujeto al nuevo Plan Integrado de Recursos.

“Los hallazgos del Plan Integrado de Recursos servirán como línea de base para analizar las ofertas para la modernización del sistema energético a través de estructuras de privatización o concesiones”, planteó Jaresko.

Cambio en circunstancias 

El Aguirre Offshore GasPort quedó oficialmente descartado, luego que la compañía proponente, Excelerate Energy, solicitara a la Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC, en inglés) que le retirara su autorización.

Excelerate Energy plasmó su pedido en una moción presentada el pasado 19 de noviembre. La FERC había dado su aprobación al proyecto, el 24 de junio de 2015, en virtud de la Sección 3 de la Ley federal de Gas Natural.

“Como resultado de un cambio en las circunstancias, el proyecto Aguirre Offshore GasPort, incluido el terminal flotante de gas natural licuado autorizado de manera condicional, ha sido cancelado. Hasta la fecha, no se han realizado actividades de construcción, por lo que no hay instalaciones en servicio”, sostuvo la compañía en su moción.

El proyecto contemplaba la construcción de una terminal flotante de gas natural licuado frente a la costa de Salinas y Guayama, al sur de la isla. Hubiese requerido una inversión de $400 millones, más los costos operacionales anuales de $77 millones.

Jaresko, entretanto, insistió en que la modernización del sistema eléctrico y las inversiones de capital asociadas se regirán por el Plan Integrado de Recursos. A su juicio, lo anterior garantizaría un proceso de planificación de recursos a menor costo.

“El Plan Fiscal requiere que la AEE desarrolle y presente el Plan Integrado de Recursos para la aprobación del Negociado de Energía de Puerto Rico. La AEE está desarrollando actualmente esa nueva versión”, apuntó.

La Junta certificó el Plan Fiscal de la AEE el pasado 1 de agosto.

Hasta el momento, la gerencia de la AEE no se ha expresado sobre la cancelación. No obstante, el 30 de agosto, el director ejecutivo José Ortiz se mostró en contra del proyecto. “Yo no soy proponente del Aguirre GasPort. Yo creo que sería afear y destruir un hábitat precioso, que yo lo usaría mejor para desarrollo turístico… no construiría el Aguirre GasPort”, dijo entonces.


💬Ver 0 comentarios