(semisquare-x3)
Foto de archivo del presidente Donald Trump en la sede de FEMA. (AP)

Washington -  Los congresistas demócratas Bennie Thompson (Misisipi) y Nydia Velázquez (Nueva York) reclamaron extender dispensas federales concedidas al gobierno de Puerto Rico que le eximen de pagar costos relacionados al recogido de escombros y medidas de protección de emergencia, tras la devastación causada por el huracán María.

Los legisladores demócratas enviaron hoy cartas al presidente Donald Trump y al jefe de la Administración federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés), Brock Long, en respaldo a una petición hecha ayer por el gobernador Ricardo Rosselló.

“En el último año, los puertorriqueños han estado trabajando diligentemente para volver a unir a sus comunidades después de que el huracán María devastara todo el territorio. Las condiciones que merecían el pago del 100% del costo permanecen. Este financiamiento es esencial para permitir que Puerto Rico continúe trabajando para restablecer algunas de las necesidades más básicas de la comunidad, incluida la restauración de energía, el agua, la infraestructura crítica y la remoción de escombros”, indicaron Thompson, portavoz de la minoría en el Comité de Seguridad Interna, y Velázquez.

El pasado día 15, FEMA denegó la solicitud del gobierno de Puerto Rico para que se extienda por 90 días el 100% del financiamiento federal a los trabajos dirigidos al recogido de escombros (categoría A) y otros 120 días la plena aportación federal medidas de protección de emergencia (categoría B).

El pleno financiamiento de los trabajos relacionados a la categoría A venció el pasado 16 de agosto. Mientras, la aportación del 100% para la categoría B vence el 15 de septiembre.

Sin una nueva dispensa, el gobierno federal puede exigirle a Puerto Rico aportar hasta el 25% de los costos.

“En términos únicamente del programa de subsidio de asistencia pública, los devastadores efectos del huracán María serán dos o tres veces más que el huracán Sandy o el huracán Katrina, los que incluyeron períodos extensos de apoyo adicional de parte de los programas de FEMA. Los ciudadanos estadounidenses de Puerto Rico no merecen menos”, indicó el gobernador Rosselló en su carta del 30 de agosto al presidente Trump y el administrador de FEMA para la región 2, Thomas Von Essen.

Esta semana, un estudio de la Universidad George Washington (GWU), solicitado por el gobierno de Puerto Rico, estimó en 2,975 las muertes causadas por el huracán María, ocurrido el 20 de septiembre.

En medio de las críticas al gobierno de Trump por la lenta e ineficiente respuesta a la emergencia en Puerto Rico, FEMA ha reconocido que no tuvo abastos alimentarios suficientes para atender de inmediato la crisis.


💬Ver 0 comentarios