(semisquare-x3)
El Capitolio. (GFR Media)

El Colegio de Actores de Puerto Rico y el Colegio de Productores de Espectáculos Públicos (COPEP) consignaron esta mañana su oposición a los proyectos de la mayoría en la Cámara de Representantes que buscan derogar la colegiación compulsoria de estas profesiones.

Las medidas, firmadas por gran parte de la delegación de mayoría, son impulsadas principalmente por el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP) José Aponte Hernández.

Por un lado, el presidente del COPEP, Juan Carlos Zapata Beuchamp, planteó en una vista pública de la Comisión de Gobierno que hacer la colegiación voluntaria "en cualquier caso es un retroceso" y coloca a los productores de espectáculos “en las peores condiciones de trabajo y de indefensión ante las agencias de gobierno, y al público consumidor a tener que recurrir a la burocracia de las mismas agencias que no logran comenzar siquiera el proceso”.

Zapata Beuchamp argumentó que el COPEP, con una matrícula de 806 productores, es el mejor aliado del Departamento de Hacienda al fiscalizar la celebración de eventos en la isla y al referir a productores no colegiados por irregularidades en su desempeño. 

El presidente de la Comisión de Gobierno, Jorge Navarro, le requirió al COPEP información de su estructura organizacional con un desglose de los puestos y su compensación monetaria. 

También compareció a la vista de esta mañana el presidente del Colegio de Actores de Puerto Rico (CAPR), José Martínez Martínez, quien expuso que “el que no exista la colegiación compulsoria de actores y actrices, facilitaría la entrada de actores no domiciliados y extranjeros que desplazarían una vez más a nuestros artistas puertorriqueños”.

Anamín Santiago, vicepresidenta del CAPR, aludió a los debates y luchas que han dado la clase artística en Puerto Rico, tanto en los tribunales como en la Legislatura, para evitar el desplazamiento del talento local.

El representante Aponte Hernández repitió durante su turno de preguntas lo que ha sido consigna durante las vistas en que se han atendido algunos del alrededor de 30 proyectos que buscan eliminar el concepto de la colegiación compulsoria en profesiones como médicos, ingenieros y farmacéuticos. 

“Lo que estamos planteando casualmente es la libertad de asociación, no es eliminar los colegios… en ningún momento se plantea que los colegios no sean organizaciones apropiadas o que valgan la pena, en ningún momento se está cuestionando por ese particular”, dijo.


💬Ver 0 comentarios