Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Culebra- La organización ambientalista Corallations reiteró hoy su denuncia del bloqueo al acceso en el área del muellecito en Playa Flamenco, y la continua contaminación de las aguas costeras como consecuencia de construcciones en el área.

Desde el 2005, diversas organizaciones ambientales y comunitarias de Culebra han denunciado que desde que Víctor García Barahona, dueño de una finca cercana en Culebra, compró terrenos aledaños al muellecito, ese mismo año cerró el camino que da acceso a esa parte de la Playa Flamenco y al Punto de Observación, colocando rejas, paredes en cemento y una torre que alegó era para observar aves.

Las construcciones tuvieron que ser eliminadas por orden del Municipio, pero luego consiguió permisos del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos para reforestar el área con árboles en peligro de extinción, lo que también ha significado la obstrucción del acceso.

Mary Ann Lucking, directora de organización Corallations, envió a la agencia Inter News Service imágenes de tres carreteras, presuntamente construidas ilegalmente por García Barahona y sin ninguna planificación.

Una de esas carreteras pasa por uno de los bosques de Culebra y las otras dos por desembocaduras de ríos.

Los caminos han creado erosión en la costa y descargan toneladas de sedimentos al agua, afectando lo que es un hábitat crítico para corales amenazados, especies endémicas de plantas y animales terrestres en peligro de extinción, denunció Lucking.

Lucking también denunció que González Barahona privatizó el área de picnic y el estacionamiento, que han sido tradicionalmente usadas por niños que participan en campamentos, personas con impedimentos y ancianos como acceso fácil a la costa.

"Aquí él ha eliminado los árboles que dan sombra, plantó uvas playeras y ejemplares de otras especies en peligro de extinción de más de 6 pies de altura que bloquean y privatizan el acceso", manifestó a INS la ambientalista.

Lucking sentenció que el daño hecho al área es irreparable.

Entrevistada por Inter News Service, la bióloga marina María Vega Rodríguez, calificó la situación en Culebra como una de grave impacto para los ecosistemas que allí se desarrollan.

"La sedimentación es detrimental para los ecosistemas marinos. Los corales viven en unos rangos específicos de temperatura y luz, y una variación significativa a estas condiciones puede significar su muerte", advirtió.

Vega Rodríguez recordó que Playa Flamenco era evaluada para recibir la Bandera Azul como una de las playas más bellas del mundo y esta situación podría significar la pérdida de la distinción.


💬Ver 0 comentarios