Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

personas sin hogar (horizontal-x3)
En el 2015 se registraron 4,518 personas sin hogar. (Archivo / GFR Media)

Pese a que no constituye un censo exacto de la población, el Conteo de Personas Sin hogar del 2017 divulgado hoy sirve como indicador de la magnitud de esta problemática social en Puerto Rico.

De las 3,501 personas sin hogar que se identificaron en las calles del país, 72.8% permanecen sin acceso a albergues de emergencia, temporeros o ‘safe havens’. San Juan encabeza los municipios con mayor incidencia, con un amplio 26.2%, seguido por Ponce, Arecibo, Caguas, Mayagüez y Guayama.

De acuerdo al estudio, las razones principales por las cuales estas personas están sin hogar son: el uso problemático de drogas -30.6%-, los problemas familiares -23%-, los problemas financieros o económicos -15%-, el abuso del alcohol -6.4%- y los problemas de salud mental -5.6%-.

Debido a la prevalencia de las sustancias controladas como factor, el secretario de Salud, Rafael Rodríguez, defendió que se rompa el estigma y se trate a las personas drogadictas como pacientes de salud mental. De hecho, 56.2% de los entrevistados indicaron que las condiciones de salud que presentan les impide mantener un trabajo o vivienda estable.

Sin embargo, en el caso de los jóvenes de 18 a 24 años, el factor principal son los problemas familiares -38%-. En esta población, causó asombro que el 20% hubiese estado en hogares de crianza bajo la tutela del Estado, mientras que el 31.3% estuvieron en alguna institución juvenil, centro de detención o cárcel.

Por eso, la secretaria de la Familia, Glorimar Andújar, respaldó las estrategias de prevención, para identificar a tiempo los factores que están llevando a las personas a la calles, como impactar a la población de desertores escolares, puesto que un 41% de las personas sin hogar no completaron escuela superior.

Además, resaltó un aumento en la población de adultos mayores, dado que 4 de cada 10 personas sin hogar tienen 50 años o más. Los presentes indicaron que, en muchos casos, se trata de envejecientes que han sido abandonados por sus familiares o que padecen de enfermedades incapacitantes.

Elaborado por la empresa Estudios Técnicos de la mano de las organizaciones que atienden a esta población a través de los Sistemas de Cuidado Continuo (CoC) en la isla, el Conteo se realizó entre el pasado 25 y 26 de enero, cuando un batallón de 700 voluntarios provenientes del gobierno central, municipios, entidades comunitarias, organizaciones son fines de lucro y la ciudadanía en general, salieron a las calles de todo el país para documentar la problemática.

Así, se cumple también con uno de los requisitos que exige cada dos años el Departamento Federal de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD), entidad a partir de la cual los CoC de la Isla reciben una partida los $20 millones para brindar servicios a la población de personas sin hogar.

Dado que en el 2015, se registraron 4,518 personas sin hogar, este año muestra una disminución. Sin embargo, la licenciada Anitza Cox, quien presentó el estadio a nombre de Estudios Técnicos, aseveró que la reducción se puede deber tanto a las altas tasas de migración como a las estrategias que han implementado los Sistemas de Cuidado Continuo enfocado en la vivienda permanente y en atender subpoblaciones específicas como los veteranos.

Por su parte, Belinda Hill, vicepresidenta del centro de cuidado continuo 503, aseguró que ya se han comenzado a establecer sistemas coordinados para garantizar que una persona sin hogar que solicite los servicios, sea evaluado con un instrumento equitativo. 

Además, mediante la estrategia de ‘housing first’, han logrado disminuir la población de veteranos deambulantes –y ahora se disponen a hacer lo propio con los adultos mayores y los jóvenes-, para asegurarse que no estén en las calles por más de 90 días.


💬Ver 0 comentarios