Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Su presencia se suscita luego que el Tribunal de Primera Instancia le otorgara a la presidenta del sistema, Nivia Fernández, un plazo de unas 24 horas para que abriera los portones del recinto

Cerca de 15 guardias con el logo de Capitol Security -compañía de seguridad privada- se apostaron temprano esta madrugada en la parte delantera del edificio Plaza Universitaria, frente al portón principal del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico.

La medida puso en alerta al movimiento estudiantil en huelga.

Según explicó el presidente de la empresa Capitol Security, Miguel Portilla, en entrevista radial (WKAQ 580 – Univision Radio), los agentes forman parte de un equipo especial antimotines que velan para que el edificio no sea vandalizado.

Señaló que desde que comenzó la huelga, a finales de marzo, este personal llega de noche y se retira entre 4:00 a 5:00 a.m.

“Eso es una estructura privada y llevamos años proveyendo seguridad a Plaza Universitaria. Eso no tiene nada que ver con la Universidad. Llevamos años en Plaza Universitaria y desde que empezó la huelga, reforzamos la seguridad”, precisó el empresario.

Hoy, los agentes abandonaron la parte frontal del edificio a eso de las 5:00 a.m.

Portilla señaló que esa orden se da para evitar confrontaciones con los estudiantes una vez que llegan a realizar sus manifestaciones.

Sostuvo que en los pasados días entró “un ratero a robar una bicicleta y ese mismo personal lo arrestó”. Comentó que la bicicleta resultó ser “de uno de los líderes de los universitarios”.

La presencia de este equipo de seguridad privada salió a la luz públicamente esta madrugada luego de que el Tribunal de Primera Instancia le otorgara a la presidenta interina del sistema universitario, Nivia Fernández, un plazo de unas 24 horas para que reabriera los portones del recinto, bajo la advertencia de ser arrestada en caso de incurrir en desacato.

Ataviados con cascos, chalecos antibalas, potes de gas pimienta y macanas, los guardias se mantuvieron en todo momento en el pasillo del edificio. Una veintena de personas se ubicaron en la acera del frente -estudiantes, simpatizantes de la huelga y miembros de la prensa-, pero el grupo se redujo a medida que transcurrían las horas.

El sargento Axel Valencia, director de la oficina de prensa de la Policía de Puerto Rico, informó a endi.com que, hasta el momento, no se ha movilizado a miembros de la Uniformada a las inmediaciones del campus.

"Las instrucciones son que, a menos que se cometa un delito, la Policía no intervendrá", manifestó.

Dentro del Recinto de Río Piedras, justo detrás de los portones clausurados por unas barricadas desde el 28 de marzo por el paro transformado en huelga indefinida en repudio a los recortes al presupuesto universitario, permanecía una decena de estudiantes a la expectativa. 

En estos momentos, la situación en el principal centro docente del País se mantiene en calma. 

Este medio intentó contactar a un portavoz del movimiento estudiantil, pero, al momento, ninguno está disponible. 

Sigue las incidencias:


💬Ver 0 comentarios