Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Una guagua se dispone a recoger a varios pasajeros. (GFR Media) (horizontal-x3)
Una guagua se dispone a recoger a varios pasajeros. (GFR Media)

La Oficina del Contralor detectó una pérdida acumulada de $51 millones entre 2013 y 2016 en la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA), así como "múltiples deficiencias en el mantenimiento preventivo y reparación de autobuses", según un informe difundido hoy.

En un comunicado en el que se hace eco del mismo, la entidad emite una opinión cualificada sobre las operaciones de la AMA relacionadas, entre otras, con la reglamentación, el mantenimiento preventivo y reparación de los autobuses, las licencias y colegiaciones de los talleristas, y las licencias de los conductores.

Una opinión cualificada se emite cuando los incumplimientos individuales o en conjunto son significativos pero no generalizados, recuerda.

El informe revela que la AMA no cumplió con la ley y la reglamentación relacionada con la renovación de las licencias y las colegiaciones de los técnicos y mecánicos automotrices ni con la de los técnicos de refrigeración.

"Nuestro examen detectó que 38 de los 49 técnicos y mecánicos automotrices estuvieron hasta cuatro años sin la licencia vigente, y seis de ellos estuvieron hasta seis años sin colegiarse", explicó.

Por otro lado, ocho técnicos de refrigeración estuvieron hasta casi tres años sin las licencias correspondientes.

"Estas situaciones pueden ser constitutivas de delitos menos graves y se debe a la falta de un reglamento para dar seguimiento al cumplimiento del personal de las licencias requeridas por ley", advierte.

La auditoría de tres hallazgos, señala, además, que 15 chóferes condujeron con licencias vencidas y que 18 tuvieron su licencia vencida hasta casi tres años.

"Nuestros auditores identificaron que las áreas de Gerencia de Capital Humano y de Programación Intermodal de la AMA, no daban seguimiento ni mantenían registros del cumplimiento de los conductores", agregó.

El informe evidencia "múltiples deficiencias en el mantenimiento preventivo y reparación de autobuses".

Por ejemplo, "la AMA no tenía un reglamento o procedimiento para la administración del módulo Field Service del programa Great Plains que administra las órdenes de servicio de mantenimiento y reparación".

Además, "no realiza evaluaciones que midan la productividad y eficiencia de los talleristas como recomienda la Federal Transit Administration".

Por último, reveló que del 2013 al 2016, la AMA generó ingresos por $240 millones e incurrió en gastos ascendentes a $291 millones para una pérdida acumulada de $51 millones.

Sus fondos provienen de asignaciones legislativas, aportaciones federales, arbitrios e ingresos generados de sus operaciones.

El informe cubre el periodo del 1 de julio de 2010 al 31 de julio de 2017.


💬Ver 0 comentarios