Rosselló hizo el anuncio en La Fortaleza, al fondo, el doctor Pedro Tort. (semisquare-x3)
Rosselló hizo el anuncio en La Fortaleza, al fondo, el doctor Pedro Tort.

Los casos de impericia médica ahora podrán ser vistos por un panel de expertos que busca agilizar el proceso de la reclamación.

Así lo dispone una ley que firmó hoy el gobernador Ricardo Rosselló, en una de dos medidas aprobadas que buscan, entre otras cosas, mitigar el éxodo de médicos de Puerto Rico.

La ley surge del Proyecto de la Cámara 1083. Establecerá un panel en cada una de las 13 regiones judiciales de Puerto Rico.

Estarán integrado por un profesional de la salud, un abogado o exjuez, y un representante del interés público.

“El panel de experto determinará si la demanda es frívola o no”, dijo el primer ejecutivo en conferencia de prensa.

“Es un cambio significativo para la clase médica y para los pacientes, porque nos permite poner en manos de expertos la evaluación de cualquier evaluación que se pueda estar haciendo”, agregó.

La medida contó con el visto bueno del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, según el presidente de la entidad, Víctor Ramos.

Ramos destacó que en Puerto Rico hay en promedio 1,000 demandas por impericia médica, de las cuales 900 se declaran como frívolas en los tribunales.

“Y de las 100 restantes, la mayoría se transan, no porque el reclamo tenga méritos, sino porque el doctor no quiere perder tiempo (en el litigio) y porque tienen a las aseguradoras encima presionando para que transe”, señaló Ramos.

Con la nueva ley, el paciente puede hacer el reclamo directo al panel o el juez que reciba una demanda, puede referir el caso al panel, cuya resolución va a ser una asesoría al tribunal, no una decisión.

De manera que las partes pueden continuar con el proceso si no están de acuerdo con la opinión del panel.

La ventaja para pacientes y doctores, según el secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, es que el proceso del panel reducirá el tiempo para que se resuelvan los casos.

Se espera que el mecanismo reduzca el tiempo de resolución de los casos de varios años a cuestión de meses.

Este cambio ayudaría a que más médicos practiquen procedimientos en Puerto Rico que antes no se atrevían por miedo a las demandas y a que se queden en la Isla en vez de emigrar a otras jurisdicciones, según Pedro Tort, presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Ortopedia y Traumatología.

“Esta ley nos da más seguridad”, afirmó Tort, lo que fue secundado por el presidente de la sección de Puerto Rico del Colegio Americano de Obstetras y Ginecología, Nabal Bracero.

Incluso, Bracero espera que se reduzca la cantidad de cesáreas en la isla.

“Hay partos (naturales) que no ocurren por practicar la medicina defensiva”, acotó.

Mientras, Rosselló también firmó el proyecto de la Cámara 1281, que busca establecer mediante ley la cubierta para médicos que vengan de afuera de Puerto Rico y locales para ayudar en caso de una emergencia mayor, como en el caso del huracán María.

De esta manera, médicos con licencia de otros estados y locales, así como estudiantes de medicina que hayan aprobado su primer año, pueden ofrecer sus servicios en Puerto Rico por un periodo de tiempo con las protecciones del seguro estatal.


💬Ver 0 comentarios