El gobernador Ricardo Rosselló Nevares (semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló Nevares. (GFR Media)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares presentó este lunes un proyecto de ley para crear una licencia especial para empleados con situaciones de violencia de género, maltrato de menores, hostigamiento sexual en el empleo, agresión sexual, actos lascivos o de acecho en su modalidad grave.

"Esta licencia especial aplicará a aquellos empleados del sector privado o público, que enfrenten alguna situación de violencia doméstica o de género, maltrato de menores, hostigamiento sexual en el empleo, agresión sexual, actos lascivos o de acecho en su modalidad grave contra ellos o contra cualquier miembro de su familia. Exista o no una querella en la Policía, los empleados tendrán derecho de solicitar este beneficio”, explicó el primer ejecutivo en conferencia de prensa en La Fortaleza junto a la procuradora de las mujeres, Lersy Boria.

Precisó que la licencia otorgada sería sin paga y con una duración de hasta quince días laborables que podrán ser utilizados en cada año natural aunque no pueden ser acumulables ni transferibles al siguiente año.

“No se necesita una orden de protección y en esencia hay evidencia que puede ser de la Policía de las organizaciones que ayudan a las víctimas que es suficiente para poder otorgar esta licencia”, aclaró Rosselló Nevares.  

“Esto es una iniciativa que hace falta y nos hace compartir nuestra obligación social”, agregó.

Además, el primer ejecutivo explicó que la licencia podrá utilizarse para, entre otras, atender las siguientes situaciones: orientarse y obtener una orden de protección o cualquier orden judicial; buscar y obtener asistencia legal; buscar y obtener vivienda segura o espacio en un albergue; visitar cualquier clínica, hospital o cita médica; y orientarse, buscar o beneficiarse de cualquier tipo de ayuda o servicios.

El empleado debe determinar si usará la licencia en horario fraccionado, flexible o intermitente, agregó Rosselló Nevares.

Asimismo, establece que la Licencia Especial podrá ser utilizada para, entre otras, atender las siguientes situaciones: orientarse y obtener una orden de protección o cualquier orden judicial; buscar y obtener asistencia legal; buscar y obtener vivienda segura o espacio en un albergue; visitar cualquier clínica, hospital o cita médica; y orientarse, buscar o beneficiarse de cualquier tipo de ayuda o servicios.

También -con la licencia- el empleado podrá solicitar unacomodo razonable o condiciones flexibles de trabajo que le permitan atender una situación de maltrato y de igual forma. Ahora bien, deberá proveer evidencia documental de su caso si el patrono así lo solicita, destacó el gobernador.

Dicho acomodo se realizará por acuerdo con el patrono, y según lo permitan las tareas y responsabilidades del empleado y de conformidad con lo establecido en nuestro ordenamiento jurídico. Todo patrono vendrá obligado a reservar el empleo de todo trabajador que se haya acogido a esta Licencia y a reinstalarlo, una vez haya agotado los días a los que tenía derecho”,  indicó Rosselló Nevares.

“Ningún patrono va a poder discriminar o utilizar esta iniciativa desfavorablemente”, agregó.

El proyecto de ley faculta al Departamento del Trabajo y Recursos Humanos y a la Oficina de la Procuradora de las Mujeres a imponer multas de hasta $10,000 a los patronos que incumplan con las disposiciones establecidas. Los fondos que se recauden por concepto de la multa serán destinados para la Oficina de la Procuradora de las Mujeres y así distribuirlos entre los albergues que atienden mujeres en situaciones de alto riesgo.


💬Ver 0 comentarios