El gobernador Ricardo Rosselló y el secretario del Trabajo y Recursos Humanos Carlos Saavedra, anunciaron ayer un alza en la fuerza laboral. (horizontal-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló y el secretario del Trabajo y Recursos Humanos Carlos Saavedra, anunciaron ayer un alza en la fuerza laboral. (Suministrada)

Los datos de empleo y desempleo revelados por el gobierno muestran que entre los meses de mayo y junio unas 11,000 personas se añadieron al grupo de trabajadores en Puerto Rico.

La cifra era celebrada ayer por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares y el secretario del Trabajo y Recursos Humanos, Carlos Saavedra, quienes coincidieron al enfatizar que este aumento en los empleos provocaba, a su vez, una baja en la tasa de desempleo hasta colocarla en 9.3%. Se trata de la cifra más baja en los últimos 50 años, aseguró el mandatario.

“En esta ocasión el desempleo baja y la tasa de participación aumenta. Todas las cifras van en la dirección correcta”, dijo Rosselló Nevares en una conferencia de prensa en La Fortaleza.

Más empleo en el gobierno

Esta mejoría de la cantidad de trabajadores en Puerto Rico ocurre en momentos en que los datos del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH) muestran un alza de 3,500 puestos en el gobierno estatal.

Saavedra explicó que este aumento entre los meses de mayo y junio responde a los programas de empleo de verano. Sin embargo, este tipo de alzas no se perciben en años anteriores para esa misma época en que se dan esos trabajos (de verano).

Este aumento en los empleos gubernamentales impidió que bajara el total de asalariados en la isla. En los últimos meses la cantidad de empleos bajo este renglón rondó los 850,000.

Saavedra indicó, sin embargo, que los sectores de la economía que mostraron aumentos en la cantidad de trabajadores en la encuesta de desempleo son los que están en los sectores comerciales y los que laboran por cuenta propia. “Hemos visto un aumento sustancial en las personas que trabajan por su cuenta”, dijo Saavedra.

Rebote del huracán

Este renglón por cuenta propia reúne a muchos de los trabajadores en áreas que podrían asociarse a las reparaciones y reconstrucciones por daños causados por el huracán María, como electricistas, constructores, entre otros oficios, explicó el economista José Alameda.

“Yo entiendo que estas mejorías que estamos viendo tienen que ver con la reconstrucción”, manifestó.

El también economista Juan Lara tuvo una impresión similar. Explicó que la experiencia en jurisdicciones que han sufrido caídas económicas profundas producto de un desastre natural experimentan un periodo de rebote que lleva a la jurisdicción al crecimiento.

“Estamos empezando a ver ese efecto del rebote, pero esto difícilmente puede mantenerse a largo plazo sin un cambio en el modelo económico”, dijo Lara.

El economista estimó que en los próximos cinco o seis años las inversiones federales podrían mantener en terreno positivo la economía. “Lo importante es recordar que esos fondos no son para siempre y que la economía necesita un redesarrollo sostenido”, indicó.

El gobernador, sin embargo, destacó que la mejoría económica actual se da sinque el gobierno federal haya desembolsado un centavo de los más de $18,000 millones que se están canalizado a través del Departamento de la Vivienda y Desarrollo Urbano federal.

Sin embargo, los seguros en Puerto Rico ya han desembolsado sobre $3,000 millones de dólares para cubrir los daños causados por el ciclón, según ha manifestado la directora ejecutiva de la Asociación de Compañías de Seguro (Acodese) Iraelia Pernas.

Del mismo modo, se anticipa que para agosto el gobierno federal comience a liberar los primeros $1,500 millones asignados a la isla bajo el programa de Subvenciones de Desarrollo Comunitario (CDBG, por sus siglas en inglés).

Este dinero podría impulsar aún más la economía a terreno positivo como parte de ese efecto de rebote económico, sostuvo Lara.

“A mí no me sorprende que comiencen a ver números positivos. Con la caída tan grande de la economía siempre hay un rebote. En todas las economías pasa así”, sostuvo.

Rosselló Nevares, por su parte, atribuyó la mejoría a la política pública que ha ido implantando desde que asumió la gobernación en enero de 2017.

Indicó que en el cuatrienio anterior cuando el gobierno era liderado por el popular Alejandro García Padilla el desempleo se reducía debido a la emigración, al marcharse del país las personas desempleadas.

Descartó, sin embargo, que en la actualidad esa sea la situación puesto que el total de personas empleadas ha aumentado, al igual que la tasa de participación laboral (no ajustada estacionalmente), que pasó de 40.5% en mayo a 41.1% en junio.

En los primeros meses después del huracán María, cerca de 200,000 personas se marcharon de Puerto Rico. Muchos, sin embargo, han regresado durante el primer semestre de este año 2018.


💬Ver 0 comentarios