Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La demostración estudiantil fue reforzada a eso de las 9:00 a.m. por un contingente de trabajadores afiliados a la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEEND).

En el grupo, que al momento está en pugna con la administración universitaria debido al incumplimiento del convenio colectivo, se encontraba Wilberto Jiménez Rivera, presidente de la HEEND.

El líder sindical se expresó satisfecho con la participación obrera y estudiantil esta mañana en la UPR de Río Piedras.

“Creo que la participación de los estudiantes ha sido un éxito”, indicó Jiménez Rivera. “Se unieron, se organizaron y están mostrando su indignación por la actitud del gobierno del País”.

El presidente de la HEEND expresó su solidaridad con los miles de empleados públicos despedidos la semana pasada por Fortuño.

“Nosotros estamos ahora mismo contabilizando cuántos miembros de la Hermandad fueron afectados indirectamente por los despidos, porque muchos tienen familiares empleados en el gobierno”, indicó el líder de la HEEND, a la vez que le recomendó resistencia pacífica a los despedidos.

“Que se unan a las manifestaciones y que se presenten a sus trabajos”, le sugirió Jiménez Rivera a los desempleados. “Que no acepten los despidos, si siguen yendo a trabajar, le ponen presión adicional al gobierno”.

Aunque se reportó un leve altercado entre estudiantes y guardias de seguridad de la UPR en la entrada aledaña a la facultad de Educación, tanto los manifestantes como los agentes del orden público indicaron que la actividad ha sido pasiva y que ambos lados se han comportado con respeto.

La matrícula de los manifestantes creció a más de un centenar a eso de las 11:00 a.m., y la representación policíaca fue reforzada de igual manera. A esa hora, una decena de policías uniformados vigilaba la entrada principal de la UPR. El contingente incluía al comandante Guillermo Calixto Rodríguez, jefe de la zona policíaca de Río Piedras.

Protesta madrugadora

Portando cartelones alusivos a los despidos en el gobierno y al gobernador Luis Fortuño, medio centenar de estudiantes tomó en la madrugada la entrada principal del recinto de Río Piedras de la UPR en una manifestación que forma parte del paro de 24 horas decretado ayer por los estudiantes.

Los manifestantes repetían coros como “Ahí, ahí, ahí, la iupi ya llegó” y la “Iupi da candela”, mientras que algunos conductores de autos que transitaban por la avenida Universidad tocaban bocina en señal de apoyo al paro.

Aunque el principal centro docente del País está prácticamente desierto, el acceso al centro no ha sido bloqueado del todo. Algunas de las entradas secundarias, como la aledaña a la Facultad de Educación tenía acceso al campus.

Más temprano, la portavoz estudiantil, Adriana Mulero, informó que el paro que inició a las 4:00 a.m. es “un éxito rotundo”.

“Este paro estudiantil de 24 horas es en contra de la Ley 7 en solidaridad con los miles de empleados que han sido despedidos y en contra de la implantación de la ley 7 en nuestra universidad. Si no se contrata personal, la calidad de la enseñanza se afecta. Necesitamos más profesores para más variedad en la oferta académica y trabajadores para que los servicios se ofrezcan”, afirmó la joven en entrevista televisiva (Noticentro 4).

Mulero, estudiante de Educación Pública, dijo que con el paro, los jóvenes puertorriqueños le “imprimen la esperanza a esta lucha contra las políticas abusivas del (gobernador) Luis Fortuño”.

También comentó que próximamente se efectuarán asambleas en los distintos recintos de la universidad para determinar qué otras medidas toman ante la ola de despidos y la implantación de la Ley 7 en la Universidad.

Por otro lado, se informó que mañana las uniones que protegen a los empleados de la UPR realizarán una marcha en Río Piedras ante la salida del presidente de la UPR, Antonio García Padilla, y de la rectora de Río Piedras, Gladys Escalona de Motta, tras sus renuncias hace cerca de un mes.


💬Ver 0 comentarios