Las botellas de agua se deben consumir en su totalidad una vez se abren, aseguró la organización (semisquare-x3)
Las botellas de agua se deben consumir en su totalidad una vez se abren, aseguró la organización. (GFR Media)

El agua embotellada en condiciones adversas dura un máximo de dos días, según el Colegio de Químicos de Puerto Rico.

No obstante, respecto a los millones de botellas de agua que se encontraron en el aeropuerto Jose Aponte de la Torre, en Ceiba, el presidente de la organización, Juan Santiago, sostuvo que “para hacer una determinación exacta de la calidad del agua hallada en Ceiba será vital realizar un análisis del líquido y del material”.

Santiago aseguró que en circunstancias normales si el agua sabe o huele raro debe descartarse de inmediato.

“El agua es un líquido inoloro e incoloro. Cuando alguien denuncia que el agua tiene algún olor, sabor y olor raro quiere decir que el agua está contaminada y que su envase perdió sus características de esterilidad y sellado”, explicó Santiago.

Según se informó, exponer el agua a condiciones ambientales de temperatura altas, provocan un proceso de evaporación ocasionando expansión y contracción de la botella por el calor y por el frío de la noche.

Este proceso puede impactar el sellado del envase, dando la oportunidad al crecimiento de algas, hongos y a que los microorganismos y bacterias se concentren en el agua.

Santiago aseguró que su organización siempre ha recomendado que el agua embotellada no se deje dentro de los carros ni en lugares expuestos al medioambiente.

El líquido debe estar en un ambiente soterrado, lejos de la luz solar.

“Los rayos del sol calientan el agua a temperaturas propensas al crecimiento microbiano, interrumpiendo así el proceso de esterilidad por el cual fueron sometido”, estableció.

El Colegio de Químicos sostiene que el material más común usado en la manufactura de la botella es el (PET) el cual dura miles de año.

Este material, que es derivado de petróleo, se procesa y se purifica mediante procesos de polimerización antes de llevarlos a la producción final por moldeo, por lo que mantiene las condiciones óptimas para que el agua no se pueda contaminar.

Sin embargo, mantener la botella en lugares calientes podría ocasionar la descomposición del plástico y que moléculas se desprendan y se transfieran al agua.


💬Ver 0 comentarios