Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La dispensa que el Usace había recibido tenía vigente de siete días. (GFR Media)

A raíz de la controversia pública suscitada, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (Usace, en inglés) canceló ayer la quema de material vegetativo en el vertedero de Fajardo.

El Usace ya contaba con una dispensa para llevar a cabo esta práctica –prohibida por el Reglamento para el Control de la Contaminación Atmosférica de la Junta de Calidad Ambiental (JCA)–, que ahora queda sin efecto.

La información, adelantada por dos fuentes de El Nuevo Día, fue confirmada por el portavoz del “Task Force Power Restoration” del Usace, Edward Rivera.

“Con base en una solicitud del municipio local, el Cuerpo (de Ingenieros) cree que es en el mejor interés de todas las partes cancelar la incineración de material vegetativo en el vertedero de Fajardo”, dijo Rivera.

Este diario supo que el alcalde de Fajardo, Aníbal Meléndez, le envió una carta a la presidenta de la JCA, Tania Vázquez, solicitándole la revocación de la dispensa. Ambos funcionarios se reunieron ayer, pero -al cierre de esta edición- ninguno estuvo disponible para entrevista.

Meléndez ha dicho que la quema de material vegetativo en el vertedero de Fajardo no se le consultó, pese a que firmó, el pasado 24 de octubre, un documento que autoriza al Usace a realizar esa y otras prácticas de manejo y disposición de desperdicios sólidos en el municipio.

La dispensa aprobada por la JCA facultaba al Usace a quemar 14 toneladas o 100 yardas cúbicas de material vegetativo, por siete días, en el vertedero de Fajardo. Para ello, hubiese utilizado un incinerador de cortina de aire o cámara de combustión.

Una de las fuentes explicó que, pese a la anunciada cancelación en Fajardo, el Usace podría solicitar quemar material vegetativo –generado tras el huracán María– en otro municipio.

Radica medida

Por otro lado, el senador independentista Juan Dalmau radicó ayer un proyecto de ley para prohibir la quema de material vegetativo mediante incineración de cortina de aire o cualquier proceso similar.

“Está documentado el hecho de que este proceso termal conlleva efectos adversos al ambiente y a la salud de las personas, pues se liberan al aire pequeñas partículas, tanto visibles como invisibles, que pueden causar dificultades pulmonares”, dijo Dalmau.

El PS 833 crearía una Junta Especial para propiciar el desarrollo de composteras municipales.


💬Ver 0 comentarios