Una pareja disfruta de un día de playa. (GFR Media) (semisquare-x3)
Una pareja disfruta de un día de playa. (GFR Media)

La entrada de aire seco en la región provocó hoy el fin de dos semanas de intensas lluvias y días nublados, informó el meteorólogo José Álamo, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan. 

“¡Por fin! Se espera mejor tiempo hoy”, afirmó el experto. 

Pero más allá de que este periodo lluvioso haya llegado a su fin, la buena noticia es que las cuatro pulgadas de lluvias que se han registrado en lo que va del mes de octubre han provocado que el periodo de “anómalamente seco” que atravesaba la isla desde junio pasado, disminuyera drásticamente. Ahora, solo queda un 3.67% del territorio bajo esta leve sequía, el cual está constituido por la zona de la Sierra de Cayey, informó esta mañana el Monitor de Sequía de los Estados Unidos

En agosto pasado, más de la mitad de la isla llegó a estar bajo este periodo “anómalamente seco”, con 51.61% del territorio. 

En cuanto a las condiciones del tiempo, Álamo explicó que esta mañana se registraron aguaceros leves a través de la isla, debido a la humedad que todavía quedaba por el paso ayer de una onda tropical por la región. 

No obstante, ya el aire seco que se esperaba hizo su entrada y el resultado es que la probabilidad de lluvia disminuyó a un 20%. En días pasados, esta probabilidad rondó entre 80% a 60%.

Álamo indicó que, de llover esta tarde, sería en el suroeste de Puerto Rico, debido a la combinación de los efectos locales y el calor diurno. Esta lluvia sería “leve y pasajera”, precisó. 

Mapa que muestra en amarillo el área bajo un periodo "anómalamente seco". (Captura / droughtmonitor.unl.edu)

Las bajas probabilidades de lluvia se extenderán este fin de semana. 

Por otro lado, aunque se preveía que también llegara hoy polvo del Sahara, la realidad fue que el viento del este noreste lo ha alejado de Puerto Rico, explicó el meteorólogo. 

Ante este panorama, se esperan temperaturas frescas. Rondarán entre los medios a altos 80 grados Fahrenheit en las zonas costeras y en los altos 70 grados a los bajos 80 grados en la zona montañosa. 

Las condiciones marítimas, entretanto, continúan picadas.  

Se registra un riesgo alto de corrientes submarinas en el noroeste de Puerto Rico. El resto de las playas del norte, este, sureste y la parte central del sur tiene un riesgo moderado. El SNM emitió un comunicado para alertar a los bañistas que ejerzan precaución, ya que estas corrientes arrastran a los nadadores hacia mar afuera, lo que aumenta el peligro de ahogamiento. 

Los operadores de pequeñas embarcaciones también deben ser precavidos. Una advertencia se encuentra en vigor para aguas a más de 10 millas de la costa, debido a que se registra oleaje de hasta siete pies.


💬Ver 0 comentarios