Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El gobernador Ricardo Rosselló indicó que espera que la Asamblea Legislativa tome acción ante la medida que busca inyectarle fondos a la Autoridad de Energía Eléctrica y a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados

El gobernador Ricardo Rosselló advirtió que de la Legislatura no tomar acción rápido en el proyecto que se discute en estos momentos para asignar dinero del Fondo General a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), los riesgos serían paralizar las operaciones de las corporaciones públicas, retrasar la labor de restauración del sistema energético y causar apagones de unidades generatrices.

“Nosotros estamos en la mayor disposición de colaborar con la Asamblea Legislativa para encontrar un mecanismo, pero el mecanismo se tiene que encontrar ya. Y hay un sentido de urgencia que se tiene que aplicar ya. Así que mi expectativa es que la Asamblea Legislativa tome acción y que el pueblo sepa que de esa acción depende si nos quedamos sin dinero y, por lo tanto, nos quedamos sin combustible y se apagan generadores o si podemos seguir en el proceso de desarrollo”, apuntó el primer ejecutivo.  

Rechazó el planteamiento de algunos legisladores de que inyectarle dinero a la AEE y la AAA de Fondos General les resta fondos a otras necesidades apremiantes.

“Esto no le quita la oportunidad a alguien de que tenga más dinero en Retiro. Ese argumento es errado y lo que le pido a los legisladores es que estén conscientes de lo que esto implica. De que se tiene que tomar acción y que este es el vehículo para poder hacerlo”, expresó.

“Vamos a tomar acción porque es una emergencia si Puerto Rico se quedara sin los recursos para comprar combustible, para pagar a los contratistas que están levantando el sistema eléctrico (contratados por la AEE) y para el pago de la nómina”, continuó Rosselló.  

Recordó que para mediados de febrero tanto la AEE como la AAA se quedarán sin flujo de efectivo en sus respectivas cajas.

Igualmente, trajo a la palestra el hecho de que el martes en la noche se tuvo que apagar la unidad de ciclo combinado de la central de generación Aguirre y los “peaking units” de Cambalache para “economizar combustible”.

“Ese (apagón de unidades) no impactó clientes -gracias a Dios- y fue diseñado de esa forma, pero si no hay dinero de cara al futuro, empieza a impactar clientes”, advirtió Rosselló.  


💬Ver 0 comentarios