Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La secretaria del Departamento de Eduación, Julia Keleher. (GFR Media/Archivo)

La falta de servicio eléctrico en múltiples regiones de la isla no debe ser un factor que evite que las escuelas públicas ofrezcan servicios educativos a los estudiantes, señaló hoy la secretaria de Educación, Julia Keleher.

En una comunicación escrita, la titular de la agencia sostuvo que siempre y cuando se proteja el bienestar de los estudiantes, los planteles que aún no cuentan con electricidad tras el paso cercano del huracán Irma deberían operar con normalidad.

“Al igual que muchos hogares puertorriqueños no se han detenido ante la falta de electricidad, nuestras escuelas deben continuar ejerciendo su función principal, sin poner en riesgo la salud y la seguridad de nuestros estudiantes y nuestros empleados. Ante cualquier condición o imprevisto que represente un riesgo, los directores escolares junto con los directores regionales son responsables de tomar las decisiones e implantar los ajustes necesarios para salvaguardar los intereses de nuestras comunidades escolares”, expresó la secretaria.

Aunque originalmente se había informado que 273 escuelas no estarían en condiciones para recibir estudiantes durante el día de hoy, finalmente fueron 255 planteles los que hoy no dieron clases. La decisión de no reiniciar clases en estos planteles se tomó debido a que tres de ellas continúan sirviendo como refugios y las demás carecen de servicio de agua potable, tienen tendido eléctrico en el suelo o en ellas se registraron escapes de gas.

La reapertura de las escuelas dependerá de las evaluaciones que realizan los directores escolares, en conjunto con los directores de las regiones educativas, destacó Keleher.

El personal docente y no docente de las escuelas que aún no están recibiendo estudiantes de todos modos se deben estar presentando a sus lugares de trabajo. La secretaria indicó que los directores escolares de aquellos centros educativos que no cuenten con agua potable pueden hacer los arreglos necesarios para que el personal pueda hacer su trabajo desde otras escuelas o en las oficinas de los distritos escolares o las regiones educativas. Los maestros pueden utilizar el tiempo para desarrollar lecciones y planes de trabajo o para trabajar con el plan de Diseño de Excelencia Escolar de cada plantel, añadió.

“El sistema de educación pública se encuentra en un estatus crítico y necesitamos aprovechar cada minuto para desarrollar prácticas, sistemas y herramientas que mejoran la calidad de enseñanza. Para lograr que nuestros estudiantes puedan competir en el mundo, debemos utilizar cada momento disponible; no podemos darnos el lujo de perder el tiempo”, señaló Keleher.

Educación informó que en la tarde de hoy dará a conocer las escuelas que mañana todavía no podrán recibir estudiantes. La secretaria destacó el lunes que esperaba que los problemas en los planteles se pudieran resolver en un par de días, de modo que las clases se retomen en todo el sistema lo más pronto posible.


💬Ver 0 comentarios