Padres opuestos al cierre de la escuela Luis Muñoz Rivera de Dorado realizaron una manifestación. (horizontal-x3)
Padres opuestos al cierre de la escuela Luis Muñoz Rivera de Dorado realizaron una manifestación. (David Villafañe)

El Departamento de Educación asignó a unos 1,200 maestros para trabajar en dos proyectos especiales que, a partir del próximo año escolar, se enfocarán en fomentar la incorporación de la tecnología en el salón de clases y en el desarrollo de cursos de cooperativismo y emprenderismo en las escuelas.

Más de la mitad ya han aceptado formar parte de las iniciativas, aseguró ayer la secretaria de Educación, Julia Keleher.

“Esos dos recursos (tecnología y cooperativismo) pueden estar en la escuela ayudando a la facultad y liderando la transformación del sistema”, expresó Keleher.

Tras la orden para cerrar 265 escuelas públicas este verano, Educación determinó que necesitará 27,276 maestros para el próximo año escolar. De estos, 22,600 son docentes que tienen plazas regulares en el sistema público de enseñanza.

A pesar de que la agencia clasificó a unos 3,400 maestros con plazas regulares como excedentes o recursos disponibles -que significa que tendrán que ser reasignados a un puesto distinto al que ocupaban antes-, se prevé que se necesite contratar a unos 5,000 maestros transitorios para agosto.

Esto se debe, en parte, a que no todos los maestros con plazas regulares están certificados o tienen la preparación académica para dar las clases que se necesitan. Por ejemplo, Keleher señaló que tiene más docentes para enseñar grupos de kínder a tercer grado que los que necesita.

“No es lo mismo la clasificación que la ubicación”, sostuvo el subsecretario de Administración de la agencia, Pablo Muñiz, quien destacó que aunque Educación puede tener a todos los maestros que necesita en una clasificación específica, estos no necesariamente pueden trabajar en las áreas geográficas donde hacen falta.

Además de los 1,200 maestros asignados a proyectos especiales, Educación reubicó a 2,200 educadores a otras plazas. Un número no precisado ofrecerá cursos en materias para las cuales no cuentan con la preparación académica completa, por lo cual se acogerían a un programa para recertificarse, en virtud de la Ley 84 de 2017, sostuvo la secretaria.

“Nadie aquí pierde su trabajo (si es un maestro con plaza regular). Me corresponde buscar cómo esa persona va añadir valor al sistema. Pero hay que ser flexibles”, añadió al atender las críticas sobre la designación de maestros a áreas en las que no tienen experiencia.

“Tenemos que asegurarnos que todos esos recursos, ese talento humano con que contamos, va dirigido a la necesidad de los estudiantes”, expresó la secretaria durante una conferencia de prensa ayer en Bayamón.

En total, Educación proyecta que en agosto tendrá 305,000 estudiantes. La asistencia del 93% de estos alumnos fue confirmada por sus padres o encargados a través del proceso de matrícula en línea que desarrolló la agencia.

La matrícula proyectada para agosto supone una reducción de 12,000 estudiantes al compararla con los alumnos que estudiaron en las escuelas públicas al finalizar el pasado año escolar. De estos, 8,000 menores se trasladaron a Estados Unidos, señaló Keleher.

Asimismo, la matrícula de más del 90% de los estudiantes del programa de Educación Especial ya fue confirmada, detalló el secretario asociado de Educación Especial, Eliezer Ramos Parés.

El cierre de escuelas además provocó cambios en cómo la agencia asigna directores escolares. Keleher indicó que ya todos los directores de los planteles cerrados fueron asignados a escuelas que no tenían un director en propiedad o a planteles identificados como “prioridad”, las cuales contarán con dos directores.

“La idea es que uno de los directores se encargue de la parte administrativa, de los papeles, y el otro pueda atender lo académico, a los padres, recibir las guaguas...”, explicó.

En veremos las charter

Keleher señaló ayer que aún no se ha completado el proceso de evaluación de las propuestas de las entidades interesadas en crear escuelas charter en la isla, bautizadas como Escuelas Alianza.

A finales de mes pasado, Educación seleccionó 13 propuestas que pasarían a una ronda final de entrevistas, que luego serían evaluadas por un comité asesor compuesto por funcionarios de cinco universidades locales. De acuerdo a estas recomendaciones, la secretaria seleccionará cuáles propuestas autorizará para convertirse en Escuelas Alianza y se sabrá si operarán a partir de agosto o si será el próximo año.

La secretaria indicó que espera recibir las recomendaciones la próxima semana.


💬Ver 0 comentarios