Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Lo que tanto había negado por años fue confirmado ayer por una prueba científica de paternidad: el líder de la Congregación Mita, Teófilo Vargas Seín, conocido como Aarón, es el padre biológico de Samuel Beníquez.

El resultado de la prueba, ordenada por el tribunal, arrojó un 99.99% de probabilidad. La lectura de la prueba a puerta cerrada se dio ayer en la sala de relaciones de familia de la jueza Arlene Sellés, del Tribunal de San Juan.

“Yo me quedé superfeliz en el momento, pero a la misma vez fue un momento de mucha tensión. Vi que mi papá (Aarón) se quedó con la boca abierta, se puso bien pálido, se recostó en el asiento y pensé que se iba a desmayar”, contó Beníquez horas después de que se conociera el resultado.

El joven, quien estuvo acompañado en sala por su madre, Antonia Beníquez, dijo que le hubiera gustado acercarse a su padre, pero la gente que acompañaba a Aarón se lo impidió. “Ellos son personas muy violentas”, dijo Beníquez.

No fue posible conocer la reacción del líder religioso. A su salida de la sala judicial los guardaespaldas y acompañantes de Aarón se mostraron hostiles con la prensa. El abogado de Aarón, Harry Anduze, indicó a periodistas que su cliente no haría ningún comentario.

Beníquez, entretanto, dijo que su madre está muy feliz tras conocer el resultado de la prueba. “Está bien contenta, reivindicada, sintiendo que se han tenido que tragar todas las cosas tan negativas que han dicho, todas esas calumnias y difamaciones premeditadas”, indicó.

El hijo de Aarón relató que ninguna de las partes esperaba que los resultados de las pruebas se divulgaran ayer. Todos pensaban, según Beníquez, que habían sido citados para otro asunto porque la cita no aparecía siquiera en el sistema computadorizado del tribunal.

Beníquez aseguró que quiere entablar relaciones con su padre. “Me encantaría. Siempre he estado dispuesto. Yo me crié con mi papá hasta los 22 años en la Congregación Mita”, comentó.

Indicó que los problemas con Aarón, su padre, surgieron cuando él decidió que no quería vivir más una vida de mentira cuando la realidad es que era el hijo biológico del líder religioso.

“Yo quería vivir una vida de verdad, no una vida de mentira. No me cabía en la cabeza que hablaran de un Dios de amor, de verdad y trasbastidores mi vida fuera de mentira”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios