El alcalde de Sabana Grande, Miguel
El alcalde de Sabana Grande, Miguel "Papín" Ortíz. (GFR Media)

Tras la denuncia que sometió ayer Fiscalía Federal sobre un supuesto esquema de enriquecimiento ilícito en el Municipio de Sabana Grande, el alcalde Miguel “Papín” Ortiz Vélez rechazó que su administración esté involucrada en actos de corrupción o que haya participado en un esquema de fraude al Departamento de Educación (DE).

El ejecutivo municipal, quien actualmente se encuentra en Nueva York como parte de unos seminarios relacionados con el programa Head Start, sostuvo en declaraciones escritas que “el Municipio no tuvo ni tiene nada que ver con el proceso de aprobación de propuestas en el Departamento de Educación”, y afirmó que, bajo su administración, todos los procesos se realizan conforme a la ley.

En la tarde de ayer, el empresario Irving Riquel Torres Rodríguez se declaró culpable de seis cargos en el caso federal de corrupción en el Departamento de Recreación y Deportes (DRD), donde figura como coacusado junto al exsecretario de la agencia, Ramón Orta Rodríguez. Entonces, en una movida inesperada, el excontratista también admitió culpabilidad en cuatro cargos adicionales por robo de fondos federales, fraude electrónico y postal, y lavado de dinero, tras una denuncia radicada por el fiscal federal Seth Erbe.

La denuncia apunta a un esquema de enriquecimiento ilícito valorado en $2.9 millones, a través de dos propuestas sometidas por el Municipio de Sabana Grande al Departamento de Educación, para ser financiadas con fondos federales.

“El Municipio participó en la ejecución de dos propuestas que fueron aprobadas por el Departamento de Educación, y el aval de uno de los abogados de la división legal del DE, para realizar un campamento de verano para 800 niños y para ofrecer un adiestramiento intensivo a más de 200 maestros del sistema público. El Municipio entregó al Departamento todos los documentos que le fueron requeridos y lo hizo en cumplimiento con la ley”, manifestó el alcalde.

Además, Ortiz Vélez aseguró que su Municipio cumplió con el propósito y objetivos de cada propuesta, y que incluso recibió “evaluaciones excelentes” al concluir los proyectos.

Según los hechos que narra la denuncia de Fiscalía, los cuales reconoció como ciertos Torres Rodríguez en su admisión de culpabilidad, los coconspiradores defraudaron al Departamento de Educación por una cantidad valorada en $2,904,920, a través de propuestas sometidas a nombre del Municipio de Sabana Grande, las cuales estuvieron viciadas de “falsa representación” y violaron los acuerdos contractuales.

Dicta la denuncia que Torres Rodríguez y los demás miembros de la conspiración, cuyos nombres no fueron revelados, sometieron las dos propuestas electrónicamente a nombre del Municipio en el sistema oficial del DE, conocido como UPT. El trámite tuvo como resultado la aprobación de dos proyectos: “Verano Educativo” y “Desarrollo Continuo”.

De acuerdo con la investigación, ambos acuerdos contenían “falsa representación” acerca de la capacidad del Municipio para administrar los proyectos utilizando solo personal del Ayuntamiento. De hecho, ambos contratos contenían una cláusula que prohibía la subcontratación. Sin embargo, en violación al contrato, un individuo no identificado, a nombre del Municipio de Sabana Grande, firmó contratos con Administrative Environmental and Sports Consultants (AESC) -la compañía de Torres Rodríguez- para que se hiciera cargo del proyecto “Verano Educativo”. El otro proyecto –“Desarrollo Continuo”- fue otorgado a otra compañía no identificada, la cual relegó los servicios también a AESC.

“Esto produjo ganancias netas para el Municipio de Sabana Grande, la (segunda compañía no identificada) y AESC sin el conocimiento ni consentimiento del Departamento de Educación”, lee el documento de admisión de culpa de Torres Rodríguez.

En sus declaraciones, el alcalde Ortiz Vélez se desvinculó de cualquier acto ilegal o de corrupción que se haya cometido durante el proceso de radicación y aprobación de propuestas en el DE.

“Nosotros recopilamos y entregamos toda la información que fue solicitada por el Departamento para la aprobación de ambas propuestas, pero no participamos del proceso o trámite que se llevó a cabo en la agencia”, sostuvo.

A través de dos cheques emitidos por el Departamento de Hacienda, la denuncia establece que el Municipio de Sabana Grande obtuvo $787,469.60 en ganancias netas aproximadas provenientes de fondos federales, “sin haber realizado trabajo alguno, y sin el conocimiento y consentimiento del Departamento de Educación”.

Bajo los mismos estándares, lee la denuncia, AESC recibió un total estimado de $1.49 millones, y la segunda compañía obtuvo aproximadamente $1.38 millones


💬Ver 0 comentarios