Rosanna Torres trabajó para la congresista boricua por Nueva York, Nydia Velázquez. (horizontal-x3)
Rosanna Torres trabajó para la congresista boricua por Nueva York, Nydia Velázquez. (Suministrada)

Washington - En momentos en que prevé un largo proceso de recuperación para la isla, el Centro para una Nueva Economía (CNE) nombró a Rosanna Torres como directora de su oficina en la capital estadounidense.

Torres, quien fue asesora legislativa y de política pública de la congresista demócrata Nydia Velázquez (Nueva York), comenzará sus funciones el 13 de agosto.

De 2015 a 2017, Torres también trabajó en la oficina de Finanzas Estatales y Locales del Departamento del Tesoro, donde se vinculó a los asuntos de la crisis fiscal y de deuda pública de Puerto Rico y al debate sobre la Ley Promesa.

“Queremos seguir desarrollando y fortaleciendo la oficina de Washington”, dijo Miguel Soto Class, presidente del CNE, al anunciar el nombramiento después de trabajar por tres años consecutivos, durante los meses de junio y julio desde Washington, donde el grupo de estudio ha tenido una oficina virtual.

A la contratación de Torres, le seguirá la búsqueda de una oficina permanente en la capital federal y personal adicional.

Soto Class considera que frente al gobierno federal han logrado establecerse como una fuente de mucha credibilidad, tanto entre republicanos como demócratas.

Mucho de ese trabajo ha dependido de viajes del director de Política Pública, Sergio Marxuach.

Pero, Soto Class prevé una etapa más proactiva del CNE en Washington detrás de temas que han tenido como punta de lanza la vigencia en la isla del crédito federal por ingresos devengados (EITC). Además, buscan que la oficina “se convierta en un centro de gravedad para todo lo que tiene que ver con Puerto Rico”, incluidas conferencias y eventos culturales.

“Nos gustaría crear una coalición alrededor del EITC”, entre otras cosas, dijo Soto Class, al señalar que “le toca a Rossana llevar el CNE a la próxima etapa”.

El CNE tiene como temas prioritarios el proceso de reconstrucción de Puerto Rico tras la devastación que dejó el huracán María, y promover que la privatización de activos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) “se haga correctamente”.

En torno a la reconstrucción, Soto Class está más convencido que nunca -tras sus reuniones de las pasadas semanas- de que “este proceso va a ser bien a largo plazo”.

En sus reuniones, autoridades federales traen consecuentemente a discusión el tema de la desconfianza hacia el gobierno de Puerto Rico en el manejo del dinero público, lo que Soto Class considera puede tener alguna justificación.

Pero, Soto Class piensa que, en ocasiones, se basan en visiones injustas y colonialistas.

“Es algo que surge siempre en todos los lugares. Nuestro gobierno, el sector privado, las organizaciones no gubernamentales, debemos tomar eso bien en serio. Hay que tratar de posicionar mejor a Puerto Rico para disipar dudas. Unas están fundamentadas pero otras son excusas o no son merecidas”, indicó Soto Class.

Respecto al futuro de la AEE y los planes para rehacer el sistema eléctrico, sostuvo que, aunque hay interés del Congreso en el tema, no está claro cómo el gobierno federal puede intervenir más allá de la presión que puedan ejercer sobre el uso de futuras asignaciones.

“Pueden intervenir de muchas maneras, incluyendo utilizar las asignaciones como medida de presión. Lo que no me queda claro es si finalmente se atreven a llevar a cabo una intromisión tan abiertamente controversial y colonial”, dijo.

En ese sentido, sostuvo que “más allá de lo desatinado que sería que traten de federalizar una corporación pública puertorriqueña”, le preocupa “que intereses políticos corporativos o de Wall Street utilicen esa apertura para favorecer, impulsar y beneficiar negocios por encima de los intereses y/o necesidades de los puertorriqueños”.

Por el momento, sostuvo, lo evidente es que se lanzan “tiros a la proa” para acentuar que la politización en la AEE “ha llegado a un punto culminante”. Indicó que el CNE analiza el acuerdo preliminar de la Junta de Supervisión Fiscal, a cargo de las finanzas públicas de Puerto Rico y acreedores no asegurados, en torno a la reestructuración de la deuda.

Black Start

El CNE, además, planifica para 2019 una conferencia de amplia convocatoria bajo el nombre “Black Start”, como se conoce el proceso para restablecer un sistema eléctrico que se ha caído, y que parte de la premisa de que “Puerto Rico necesita empezar desde cero en el tema de energía, y mirar esto profundamente con una visión de futuro”.

La conferencia tendrá el auspicio de la Fundación Colibrí, una nueva entidad filantrópica de una familia de la diáspora, y el “Environmental Defense Fund”, reconocido por su trabajo a favor del ambiente y sobre el cambio climático.

Soto Class destacó además que se imponen como tarea dar seguimiento al informe “ReImagina a Puerto Rico” de la Comisión Asesora para un Puerto Rico Resiliente, con el objetivo de poner en marcha algunas de las 93 recomendaciones presentadas sobre la reconstrucción de la isla y determinar “cómo financiar algunas de ellas”.


💬Ver 0 comentarios