El proyecto permite la vacunación cumpliendo con los criterios y requisitos de la Ley de farmacia de Puerto Rico (horizontal-x3)
El proyecto permite la vacunación cumpliendo con los criterios y requisitos de la Ley de farmacia de Puerto Rico (GFR Media)

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Puerto Rico (CFPR), Alfredo Román, destacó hoy la postura de esa organización de respaldar el Proyecto del Senado 40, dirigido a ampliar la facultad de vacunación por farmacéuticos certificados a personas mayores de 12 años.

Román recordó a través de un comunicado que el proyecto fue aprobado por la Asamblea Legislativa, por lo que está ante la consideración del gobernador, Ricardo Rosselló, para que con su firma lo convierta en norma.

El proyecto permite la vacunación cumpliendo con los criterios y requisitos de la Ley de farmacia de Puerto Rico (Ley Núm. 247-2004, según enmendada) y reglamentaciones federales y Órdenes Administrativas del Secretario de Salud relacionadas con vacunación, y protocolos establecidos especialmente por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, (CDC, por sus siglas en inglés).

La reacción del CFPR llega después de que el Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico (CMCPR) solicitara el pasado día 10 algobernador que vete el Proyecto de ley 40 porque provoca "una amenaza para la salud" de los adolescentes de entre 12 y 17 años, porque podrían ser vacunados por farmacéuticos en vez de médicos pediatras.

Según el presidente del CMCPR, Víctor Ramos, cuando un menor de 18 años acude a su pediatra para una vacunación, el galeno tiene la oportunidad de examinar su físico, observar alguna anomalía en su cuerpo y diagnosticarlo, lo que otros profesionales de la salud no pueden

El presidente de los farmacéuticos subrayó que el rol del profesional al que representa ha estado y está en continua evolución a la par con los diversos escenarios de sistemas de salud que surgen para la prestación de servicios en el cuidado de la salud de los ciudadanos a nivel mundial.

Señaló que aun cuando la responsabilidad primordial del farmacéutico es la provisión de la terapia farmacológica para mejorar la calidad de vida del paciente, también es de primordial importancia su contribución al mejoramiento de la eficacia del sistema de atención de la salud de los ciudadanos y la salud pública.

Ello incluye de manera prioritaria la prevención de enfermedades como es la dirigida a inmunización.

Román recordó que en múltiples jurisdicciones de Estados Unidos el profesional farmacéutico es reconocido como profesional facultado, tras debidas certificaciones, para administrar vacunas, incluyendo a adolescentes.

El Colegio de Farmacéuticos de Puerto Rico se reitera por ello en defensa de la preparación de los farmacéuticos certificados para inmunizar y alcanzar a la mayorcantidad de población posible, siendo esta la prioridad para contribuir con el problema de salud pública que acoge al país.

Dijo que es importante que no se pierda de perspectiva que el objetivo de la inmunización es impactar la mayor cantidad de población posible para evitar un brote epidémico y que a través del farmacéutico el paciente tiene mayor accesibilidad mediante farmacias localizadas alrededor de toda la isla.

Muchas farmacias, indicó, cuentan con centros de inmunización autorizados por el Departamento de Salud disponibles en horario amplio para cubrir las necesidades de la población.

"Al momento hay sobre 280 farmacias con centros de inmunización inspeccionados y certificados por el Departamento de Salud", recalcó Román.


💬Ver 0 comentarios