(horizontal-x3)
Julia Keleher, secretaria de Educación. (David Villafañe)

El Departamento de Educación apuesta al uso de la tecnología y al fortalecimiento de sus bases de datos para que el inicio del próximo año escolar transcurra sin los problemas que típicamente aquejan al sistema público de enseñanza cada mes de agosto: las vacantes de maestros y la falta de materiales en las escuelas.

A tres semanas para que el personal docente regrese a los planteles,  la secretaria de Educación, Julia Keleher,  explicó que están dependiendo de las confirmaciones de matrícula estudiantil que los padres realizaron por internet para guiar la planificación de lo que se necesita en las más de 800 escuelas que estarán abiertas el próximo año escolar.

Los padres o encargados del 93% de los 305,000 estudiantes que se proyecta llegarán a los salones en agosto confirmaron su matrícula por internet, lo que significa que Educación tiene información precisa de unos 287,000 menores, sostuvo Keleher. Hay unos 18,000 estudiantes cuya matrícula no fue confirmada por los padres en el período establecido por la agencia, pero Educación los mantiene en el sistema y se le asignó una escuela de acuerdo al plantel al que asistieron el año anterior, explicó la secretaria.

Educación ordenó el cierre de 265 escuelas durante el verano, una directriz que aún es objeto de pleitos judiciales.

Con esta información,  Keleher indicó que se determinó que la agencia necesitará unos 27,000 maestros,  de los  cuales 22,000 son maestros regulares en la agencia. Unos 18,000 docentes se quedaron en los mismos puestos que ocupaban el año pasado,  pero la reubicación de los demás ha generado controversia en algunos casos,  reconoció la secretaria.

"Tengo unos 3,400 maestros excedentes, son maestros que identificamos como recursos disponibles, de los que ya 2,200 fueron ubicados", indicó la secretaria en una conferencia de prensa en Bayamón.

Unos 1,200 educadores han sido asignados a proyectos especiales, los cuales girarán en torno al uso de la tecnología y el desarrollo de programas de cooperativismo y emprendimiento en las escuelas,  explicó Keleher.

Estos proyectos especiales han creado controversia. Varias organizaciones magisteriales han denunciado que maestros con décadas de experiencia han sido enviados a estos esfuerzos mientras que plazas en los salones de clases son ocupadas por personal de menor antigüedad.

"Nadie aquí pierde su trabajo (si es un maestro con plaza regular). Me corresponde buscar cómo esa persona va añadir valor al sistema. Pero hay que ser flexibles", añadió al atender las críticassobre la designación de maestros a áreas en las que no tienen experiencia.

Los docentes han sido informados sobre su ubicación para el próximo año escolar a través de un nuevo Portal del Empleado, plataforma a través de la cual Educación espera recopilar información sobre las necesidades y las fortalezas de sus empleados,  explicó el subsecretario de Administración,  Pablo Muñiz.

La secretaria señaló que su intención en tener información clara sobre qué se necesita en las escuelas,  el adiestramiento que necesitan los maestros y el personal de apoyo que se requiere en cada plantel para que la agencia pueda responder a tiempo y no tener problemas de última hora al inicio de cada semestre.


💬Ver 0 comentarios