El exgobernador Rafael Hernández Colón tuvo una de sus últimas apariciones públicas durante el velatorio del presidente del PPD Héctor Ferrer. (semisquare-x3)
El exgobernador Rafael Hernández Colón tuvo una de sus últimas apariciones públicas durante el velatorio del presidente del PPD Héctor Ferrer.

El exgobernador Rafael Hernández Colón se encontraba en condición estable temprano esta noche, días después de ser recluido en el Hospital Municipal de San Juan en el Centro Médico de Río Piedras.

Detalles de la condición de salud del exgobernador Rafael Hernández Colón

Lo que se sabe al momento de la salud del exgobernador Rafael Hernández Colón. https://bit.ly/2r3HUBi

Posted by El Nuevo Día on Friday, November 23, 2018

Según varias fuentes de El Nuevo Día, Hernández Colón fue hospitalizado temprano en la semana en el Hospital Damas de Ponce y posteriormente fue transferido el miércoles la institución sanjuanera en el Centro Médico.

Fue este viernes, no obstante, que se conoció públicamente que estaba internado en el hospital. El exgobernador estuvo acompañado hoy por su esposa Nelsa López Colón y de su hijo menor Juan Eugenio Hernández Mayoral.

“Todo el mundo está de buen ánimo”, expresó la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, tras salir esta noche del hospital, que está bajo su administración.

“Esto es un proceso profundamente personal por ser una persona muy querida”, añadió. 

Aunque no entró a ver al exgobernador, pues se recupera de un catarro, dijo que sí conversó con López Colón y Hernández Mayoral.

No obstante, dijo que no estaba autorizada a ofrecer detalles de la condición de salud del exmandatario ni confirmar rumores sobre un diagnóstico. Indicó que la familia del exfuncionario informará detalles “cuando lo entienda prudente”.

Tampoco precisó en qué unidad de hospital se encuentra Hernández Colón porque -de hacerlo- revelaría información sobre su condición.

Cruz se limitó a destacar que el exgobernador estaba con “un ánimo positivo y agradecido del afecto del pueblo puertorriqueño”.

A media mañana, Hernández Mayoral emitió un comunicado de prensa en el que indicaba que esperaban por conocer el diagnóstico de su padre.

“Se esperan pruebas para el diagnóstico. La familia agradece los buenos deseos y que se le permita una pronta recuperación. Les mantendremos informados de la evolución de su caso”, indicó Hernández Mayoral.

Por su parte, el nieto del exgobernador, Pablo José Hernández Rivera, manifestó a través de las redes sociales que su “abuelo se encuentra hospitalizado y estable”.

“Estamos esperando los resultados de unas pruebas de diagnóstico”, escribió Hernández Rivera.

Su mensaje estaba acompañado de una foto de él cuando era un niño junto con su abuelo, con el siguiente mensaje: “Ganas no me faltan de abrazarlo así”.

Por su parte, el senador José Nadal Power fue parco al divulgar detalles, insistiendo en que la familia del exgobernador se encuentra tranquila. 

“Él está de buen ánimo. Está de buen humor”, contó al explicar que la información más reciente de la salud de Hernández Colón la recibió anoche. 

“Él lleva varios días allí en el hospital. Están esperando un diagnóstico”, agregó el legislador del Partido Popular Democrático (PPD), quien tiene estrechos lazos de amistad con la familia de Hernández Colón, particularmente con otro de los hijos del exgobernador, José Alfredo Hernández Mayoral.

Unos días antes, el exmandatario se mantenía activo en actividades de la fundación que lleva su nombre, según destacó el también exgobernador Alejandro García Padilla.

“Conversamos brevemente y estaba bien. No era un evento político... habló sobre el Partido Popular, su fundación y lo necesario de defender el autonomismo”, sostuvo García Padilla en entrevista con El Nuevo Día.

Al menos, entrada la noche del viernes, no se observaron familiares en el vestíbulo principal de la institución hospitalaria, pero sí varias figuras políticas allegadas al ex primer ejecutivo, que ocupó La Fortaleza en tres cuatrenios (1973 a 1977 y 1985 a 1992).

Una de ellas fue la exgobernadora Sila María Calderón, quien fue secretaria de la gobernación bajo la administración de Hernández Colón. Entró a prisa, sin ofrecer declaraciones a la prensa. 

Otro en llegar fue el expresidente de la Cámara de Representantes, Edison Milsa Aldarondo, quien dijo ser muy amigo de Hernández Colon. Misla  no pudo entrar porque las visitas estaban restringidas.

Al hospital también llegó en la tarde el padre Justiniano García Arias, vicario del Opus Dei en Puerto Rico, para conocer la salud del exfuncionario.

“No me han parado de llegar mensajes de que estaba muy grave y me he tomado la iniciativa de ver si lo puedo atender”, dijo el religioso, quien es amigo de muchos años del exgobernador.

“Hoy me he llevado un pequeño susto con esto y por eso quería llegar a tiempo si es que la cosa es muy grave”, agregó. “Solo espero que pueda hablar con él y nos podamos dar un abrazo”.

Tras completar su visita, no fue posible obtener una reacción de García Arias ni de Calderón, pues salieron por accesos alternos de la institución.

Al salir del hospital, Cruz describió Hernández Colón como un “caballero”.

“Es una persona que conozco desde que era muy pequeña y con quien he tenido muchas conversaciones a través de los años… Un caballero, incluso en los momentos de mayor diferencia. Un caballero que sabe defender con valentía sus principios y respetar a los que defendemos con valentía”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios