(horizontal-x3)
A la derecha, Ryan Grillo, socio de la firma DCI Group, que hace trabajo de cabildeo y relacionas públicas para los bonistas, en unas primarias del PNP. (Suministrada)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares reconoció ayer que ha sostenido conversaciones con Ryan Grillo -socio de la firma DCI Group y donante de su campaña-, pero aseguró que no ha tenido contacto con él desde que llegó a La Fortaleza.

A preguntas de El Nuevo Día, durante una conferencia de prensa ayer en la mansión ejecutiva, Rosselló rechazó que un donativo de $3,600 que hizo Grillo a su campaña tenga algún efecto sobre sus ejecutorias como gobernador.

“No tengo ninguna relación con Ryan Grillo. Fue un donante ciertamente a la campaña, pero todo lo que se ha establecido denota que las posiciones de él están encontradas con las mías. Tomo mis determinaciones con el fin de lo que es mejor para Puerto Rico y lo dije en la campaña”, sostuvo.

Según el primer ejecutivo, las acciones que ha tomado durante su administración son la mejor evidencia de que el donativo de Grillo no lo ha influenciado al momento de implantar su política pública.

DCI Group es una poderosa firma republicana que ha cabildeado en el Congreso a favor de acreedores de la isla y de la imposición de la Junta de Supervisión Fiscal. También, se opone a la estadidad para Puerto Rico.

El Nuevo Día ha reportado -durante esta semana- cómo el presidente del Partido Popular Democrático, Héctor Ferrer, y el cabildero popular Roberto Prats realizaron trabajos para DCI Group. Esas revelaciones provocaron que miembros del PPD pusieran en duda el liderato de Ferrer y Prats al interior de la colectividad.

Ferrer alega que un documento con un mensaje antiestadidad, en el que se acusa al gobierno de no querer pagar su deuda, fue presuntamente preparado en el PPD y repartido hace tres semanas en el Congreso en reuniones en que participó Prats. En el documento, se confunde la bandera puertorriqueña con la cubana y se utiliza una imagen de El Morro de La Habana.

Sin embargo, este diario ha reportado que el documento con la bandera cubana, en el que se argumenta que Puerto Rico, de convertirse en estado, lo haría como un estado demócrata, fue enviado a una oficina congresional desde un correo electrónico de DCI.

Este diario ha reportado que las donaciones de DCI, tanto a Rosselló como a la de la comisionada residente Jenniffer González, se dieron luego de que hicieran campaña a favor de pagar la deuda y en contra de un proyecto del entonces comisionado residente Pedro Pierluisi para reestructurarla.

Rosselló expresó que puede donar “el que quiera”, pero que él toma las decisiones.

“Ciertamente, estaría en contra de cualquier persona que está favoreciendo o está trabajando para unos “hedge funds (fondos buitre), porque ellos están en contra de nuestro esfuerzo de recortar la deuda para Puerto Rico. Cualquiera que esté abogando en contra de la estadidad estaría abogando en contra de la política pública”, dijo el gobernador.

DCI ha cuestionado la legitimidad del plebiscito del año pasado en que ganó la estadidad con un porcentaje de participación bajo.

A preguntas, Rosselló dijo que ha conversado con Grillo, pero dijo no recordar de qué tema. Señaló que ese intercambio ocurrió antes de ganar la gobernación.

“Yo ni me recuerdo. Le puedo asegurar que no he hablado de asuntos de bonos o negociación de la deuda”, manifestó.


💬Ver 0 comentarios