El gobernador Ricardo Rosselló Nevares sostuvo que los fondos son esenciales para la reconstrucción de Puerto Rico. (GFR Media) (semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló Nevares sostuvo que los fondos son esenciales para la reconstrucción de Puerto Rico. (GFR Media)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares pidió a la Cámara de Representantes federal "acción inmediata" respecto a la consideración del proyecto de asistencia por desastres que aprobó este jueves el Senado de Estados Unidos, al tiempo que sostuvo que la medida es una señal de que Washington D.C. entiende que la recuperación de Puerto Rico está aún en proceso. 

"Aunque se nos dijo en repetidas ocasiones que Puerto Rico no recibiría más fondos para mitigación y recuperación, esta legislación demuestra que en Washington D.C. muchos entienden que nuestra recuperación no ha finalizado", afirmó el gobernador.

"Instamos a la Cámara que tomen acción inmediata para aprobar esta pieza legislativa que es de vital importancia para más de 3.2 millones de americanos en Puerto Rico y muchos más a nivel nacional”, manifestó en declaraciones escritas.

La legislación puede ser considerada hoy o mañana en la Cámara de Representantes, por consentimiento unánime, antes de pasar a la firma del presidente Donald Trump. La Cámara baja recesó sus trabajos este mediodía, pero puede sesionar brevemente, solo con unos legisladores, para aprobar la medida.

Tras un acuerdo con la Casa Blanca y el liderato de la Cámara de Representantes, el Senado federal aprobó esta tarde (85-8) un proyecto de asistencia por desastres que según funcionarios legislativos le puede garantizar a Puerto Rico hasta $1,400 millones adicionales.

Junto a los $600 millones en asistencia nutricional de emergencia, la medida otorga a la isla $304 millones adicionales en fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR), que eran demandas claves de los demócratas, reconoció hoy el presidente del Comité de Asignaciones del Senado, el republicano Richard Shelby (Alabama).

“El compromiso de legislación que aprobó el Senado de los Estados Unidos contiene prioridades importantes para la recuperación de Puerto Rico", expresó el primer ejecutivo. Rosselló Nevares indicó que la asignación de $600 millones para el Programa de Emergencia de Asistencia Nutricional proveerá ayuda a sobre un millón de puertorriqueños que aún están recuperándose de los efectos del huracán María.

La legislación incluye lenguaje que ordena publicar en 90 días los requisitos de las subvenciones de fondos de mitigación CDBG-DR. Eso aplicaría a los $8.9 millones que tiene pendiente HUD entregar a la isla.

"Estos fondos son esenciales para nuestra reconstrucción", subrayó el gobernador.

Sin embargo, la entrega de esos fondos tampoco estará disponible por lo menos hasta octubre, pues se condiciona a que FEMA y el gobierno de Puerto Rico hayan acordado todos los estimados relacionados a la 428. 

El primer ejecutivo también sostuvo que en la medida, además, "los legisladores incluyeron provisiones que garantizarán que las instalaciones afectadas en Puerto Rico sean reparadas o reemplazadas de manera que cumplan con los estándares vigentes y sean más resistentes ante futuros desastres".


💬Ver 0 comentarios