El gobernador Ricardo Rosselló y José Ortiz. (GFR Media) (horizontal-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló y José Ortiz. (GFR Media)

Los clientes de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) verán en su próxima factura una reducción de entre 3.5 y 3.9 centavos por kilovatio hora (kWh) debido a eficiencias en los procesos de generación de energía, aseguraron ayer el gobernador Ricardo Rosselló Nevares y el director ejecutivo de la corporación pública, José Ortiz.

“Una residencia promedio puede experimentar hasta $30 de reducción en su factura”, resaltó el mandatario en entrevista exclusiva con El Nuevo Día.

Esa merma no solo impactará a consumidores residenciales, sino también a comercios e industrias. “La baja para el abonado comercial va a estar más cerca de 3.5 centavos por kWh y para el residencial, más cerca de los 3.9 centavos por kWh”, explicó Ortiz. “Hay industrias que, en un mes, van a ahorrar cientos de miles de dólares”, anticipó sobre las facturas que empezarán a recibir los abonados desde hoy.

En el caso de los clientes residenciales, para quienes el costo del kWh ronda los 22 centavos, Ortiz detalló, a modo de ejemplo, que un hogar que consume 800 kilovatios, actualmente paga $87.40 en el renglón de compra de combustible y $42.84 en compra de energía, lo que suma $127.54.

En la próxima factura, ese mismo hogar pagaría $64.29 por compra de combustible y $34.63 por compra de energía, que suman $98.92 y se traduce en un ahorro de $28.62 para el consumidor.

Según Ortiz, la reducción se logró gracias a eficiencias. “La Central Costa Sur (en Guayanilla), que utiliza gas natural, la estamos maximizando con mejoras al sistema para que le pueda llegar más gas natural a las dos unidades que hay allí. También, en términos de operación, estamos evitando que se operen plantas a baja capacidad, lo que sale carísimo”, destacó el director ejecutivo de la AEE.

Agregó que prevé que la reducción en el costo del kWh se mantendrá los próximos meses, salvo que haya un cambio drástico en el costo del combustible.

Al cierre de esta edición, el petróleo estadounidense de referencia subió 1.6% para ubicarse en $76.41 por barril en Nueva York, según la agencia de noticias Prensa Asociada.

Sin consultar a la Junta

Tanto Rosselló Nevares como Ortiz coincidieron en que no era necesario consultar a la Junta de Supervisión Fiscal para reducir la factura, ya que lo que se hizo fue pasar a los abonados la reducción en los costos de operación. La AEE se encuentra actualmente bajo el Título III de la Ley federal Promesa. El Título III requiere la participación activa del Tribunal Federal en un proceso parecido al de la quiebra.

Por otro lado, anunciaron que ya inició el proceso de solicitud de propuestas para la transición a gas natural de las plantas 5 y 6 de la CentralSan Juan, para la cual se recibieron propuestas de nueve empresas: Alliance LLC, AES Puerto Rico, Arctas Capital Group, Lake Side River Methan, Naturgy, New Fortress Energy, Puma Energy Caribe, Sea Once Caribbean y Tropigas.

Esta última es la única de las competidoras que es una compañía local. Mientras, AES Puerto Rico, que opera en Guayama una planta que utiliza el carbón mineral como combustible, es parte de una multinacional con oficinas centrales en el estado de Virginia.

“Ese proyecto se estima que va a tener un impacto de un centavo por kilovatio hora de reducción adicional a lo que ya se ha podido producir con las eficiencias”, destacó el primer ejecutivo.

Según Ortiz, durante las primeras dos semanas de noviembre, se debe tomar la decisión acerca de a qué empresa se concederá el contrato.

“Es un proyecto que queremos tener operacional en verano de 2019”, dijo el funcionario.

La compañía que se elija tendrá la encomienda de suministrar todo el gas natural que utilizarán las plantas 5 y 6 de la Central San Juan.

“En el costo (del contrato) está incluida una inversión de cerca de $30 millones en la tubería que va del barco hasta la planta y las mejoras dentro de la planta para aceptar el suministro. Eso está dentro del proyecto, que nos ahorrará más de $100 millones al año”, abundó Ortiz.

Estimó que el contrato tendrá una duración de cinco años.

Indicó también que esos ahorros proyectados en $100 millones anuales se lograrán porque, “ahora mismo, esas plantas utilizan diésel, que cuesta aproximadamente $19 por millón de Btu (British thermal unit)”.

“La misma unidad está en entre $8 y $10 para gas natural, que es básicamente la mitad”, abundó el titular de la AEE.

“Hay unos beneficios que no se expresan en ese ahorro, que es que a las unidades se les va a dar mucho menos mantenimiento porque el gas natural es más limpio. El diésel conlleva mucho más mantenimiento, parar las unidades más veces. Los costos de operación van a ser mucho menores”, resaltó Ortiz.


💬Ver 0 comentarios