(horizontal-x3)
(Ramón Tonito Zayas)

El Departamento de Energía de los Estados Unidos fijó un plan para reestablecer el sistema de energía eléctrica en Puerto Rico tras el devastador paso del huracán María. 

Según detalló un portavoz de la agencia federal, Charles Rousseaux, será ese Departamento el que liderará la respuesta de los Estados Unidos para ayudar a la coordinación la reenergización de la isla. 

Watch this video for helpful information on how our sheltering assistance program works. For more Hurricane Harvey resources, visit: https://www.fema.gov/hurricane-harvey

Posted by FEMA Federal Emergency Management Agency on Thursday, August 31, 2017

“Estamos muy preocupados y comprometidos con el trabajo que hay que hacer en coordinación con todo el gobierno federal, el sector privado y el gobierno de Puerto Rico para que el servicio eléctrico se restablezca lo más rápido y lo más seguro posible. Las brigadas ya están en la calle y hay más en camino”, afirmó en un vídeo posteado en la cuenta de Facebook de la Agencia federal de Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).

De inmediato, Rousseaux estableció que el plan tiene tres partes. Además, está subdividido en seis etapas.

La primera parte, mencionó, es la apertura de accesos a la infraestructura de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Luego, se pasará a identificar las averías.

“Esa evaluación podría tomar tiempo. Las islas (incluyen a las Islas Vírgenes Americanas) fueron extremadamente azotadas”, advirtió.

“Finalmente, una vez tengamos un plan, una vez sepamos qué está dañado, podremos comenzar a trabajar en el restablecimiento de energía”, añadió.

El funcionario federal dijo que el restablecimiento de energía se realizará por prioridad.

Las seis etapas que se han fijado para restaurar el servicio eléctrico son las siguientes: plantas generadoras de energía, líneas de transmisión, subestaciones, servicios esenciales y respuestas a emergencia, áreas de servicio a la comunidad y, finalmente, las residencias.

Sobre la primera etapa, la agencia federal detalló que se deben “evaluar los daños y poner a funcionar” las plantas generatrices de energía.

En la segunda etapa se indica que se reconstruirán las torres y se repararán los daños de las líneas principales de transmisión. Luego, se pasará a las subestaciones, ya que “permitirán la distribución local de energía”. 

Cuando ya el sistema de energía esté en funciones, las labores para comenzar a suplir energía eléctrica empezarán por la conexión en instalaciones en las que se atiendan emergencias, como hospitales, estaciones de la Policía y Bomberos, plantas de agua potable y los sistemas de comunicación.

La quinta etapa es la conexión del servicio de energía a las áreas que permiten introducir a la mayor cantidad de clientes al sistema. Además, se incluirán ciertos servicios importantes, como supermercados, gasolineras, zonas comerciales e industrias.

La última etapa, la sexta, corresponde al restablecimiento de zonas residenciales que tengan averías particulares. 


💬Ver 0 comentarios