(horizontal-x3)
(archivo / [email protected])

La Administración de Seguros de Salud (ASES) propuso a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) utilizar $80 millones para eximir a los 78 municipios de 50% de la aportación al plan del gobierno hasta el 30 de septiembre de 2019. El dinero sería producto de economías y de la porción de fondos asignados por Medicaid para cubrir a beneficiarios del plan de salud del gobierno.

De esta forma, la administración de Ricardo Rosselló Nevares espera que la JSF dé el visto bueno al Proyecto del Senado 879, que busca un alivio para los municipios en la aportación anual de $168 millones a la tarjeta de salud del gobierno.

El gobernador, junto a la directora ejecutiva de ASES, Ángela Ávila Marrero, dijo a El Nuevo Día que los $80 millones resultarían en un ahorro anual para los municipios que iría desde $54,508 (Culebra) hasta $32,217,587 (San Juan). Actualmente, los 78 municipios aportan anualmente $168 millones al plan gubernamental.

La propuesta de la ASES surgió en respuesta a la carta de la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, quien notificó anteayer al gobierno que no podía avalar la legislación 879 a menos que fuese enmendada para que la exención terminara el 30 de septiembre de 2019, fecha en la que concluye el reembolso aprobado de fondos de Medicaid. Al momento, la legislación contempla eximir a los municipios de la aportación por dos años fiscales consecutivos (2018-19 y 2019-20),

Jaresko además dijo que podrían dar paso a la legislación si el gobierno identificaba cómo subsanar el dinero que dejaría de recibir la ASES de los ayuntamientos.

“Este tipo de propuesta que nosotros presentamos no debe tener reparos de la JSF porque está contenido dentro del plan fiscal y es producto del trabajo de reajuste por los últimos meses que ha hecho la directora de ASES”, dijo el gobernador.

Ávila Marrero explicó que aunque Medicaid asignó $4,800 millones para cubrir la tarjeta de salud hasta el 30 de septiembre de 2019, ese dinero cubre solo a algunos de los pacientes de la reforma. Agregó que hay otros pacientes que son costeados por el Estado, lo que explica por qué es necesario que los ayuntamientos aporten una porción a la tarjeta.

“Se está liberando al municipio de la aportación, igual que se nos liberó a nosotros con la aportación del gobierno federal. Eso, cuando lo traducimos en el ajuste, representa un 50% de esa aportación de los municipios”, explicó la directora ejecutiva de ASES.

Dijo que esos cálculos están contenidos en el presupuesto que presentó la ASES a la JSF para el año fiscal en curso y que asciende a $2,900 millones. Tanto Rosselló Nevares como Ávila Marrero se mostraron confiados en que la propuesta será aprobada.

“Hemos repasado todas las partidas con la JSF y hasta este momento no hay ninguna indicación de diferencia”, apuntó.


💬Ver 0 comentarios