El coordinador federal alterno de FEMA, Justo Hernández, dijo que a la isla se le proporcionó el financiamiento para el 100% de los trabajos de emergencia durante ocho meses. (horizontal-x3)
El coordinador federal alterno de FEMA, Justo Hernández, dijo que a la isla se le proporcionó el financiamiento para el 100% de los trabajos de emergencia durante ocho meses. (Luis Alcalá del Olmo)

Ante la posibilidad de que el presidente Donald Trump deniegue el pedido de reconsideración del gobierno de Puerto Rico para extender la exención del 100% en el pareo de fondos federales, la administración de Ricardo Rosselló Nevares tendría que sacar esos recursos de la primera asignación del Programa para el Desarrollo Comunitario para la Recuperación ante Desastres (CDBG-DR, en inglés).

Ello implicaría menos dinero para reparar viviendas.

Omar Marrero, miembro del gabinete a cargo de la recuperación, explicó que, no conseguir el favor federal para extender la exención podría representar que el gobierno tenga que aportar aproximadamente entre $100 millones y $200 millones. Esto conllevaría, a su vez, “reprogramar recursos que actualmente se encuentran destinados a otras áreas de importancia y prioridad, como lo es la vivienda”, indicó.

La apelación dirigida a Trump, en una carta con fecha del 30 de agosto, se refiere al Programa de Asistencia Pública, bajo las categorías A y B, que disponen sobre la remoción de escombros y las medidas de protección a la vida y propiedad en la emergencia.

El coordinador federal alterno de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) en Puerto Rico, Justo Hernández, indicó que, ante la consideración de Trump, están la suma de asignaciones presupuestarias hechas a Puerto Rico, así como la disponibilidad de otros recursos.

Recordó que a la isla se le proporcionó el financiamiento para el 100% de los trabajos de emergencia durante ocho meses, lo que supone el tercer ajuste más largo autorizado por un presidente estadounidense.

“El trabajo más difícil de la respuesta federal lo pagamos al 100%. Ahora, tienen $20,000 millones del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD) que les va a dar estabilidad de pagar el 10% (de pareo de fondos)”, argumentó Hernández.

Impuesto a los municipios

La discusión entre las partes también comprende la posibilidad de que FEMA incluya en su financiamiento de obras de reconstrucción permanente el pago de impuestos a los municipios. “Estamos en conversaciones con Marrero”, afirmó Hernández.

Se trata, según estimó, de una inversión de $73,000 millones durante los próximos cinco a 10 años.


💬Ver 0 comentarios