Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El mangó, particularmente, es una de las frutas que más es detectada por agentes de USDA en los aeropuertos de la isla (horizontal-x3)
El mangó, particularmente, es una de las frutas que más es detectada por agentes de USDA en los aeropuertos de la isla. (GFR Media)

El mango, la batata cruda y hasta tierra son los productos más interceptados en los aeropuertos de Puerto Rico de la lista de prohibidos para transportar a Estados Unidos continental por el riesgo de plagas.

La directora de Salud de las Plantas para Puerto Rico y las Islas Vírgenes del Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS, en inglés) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, en inglés), Leyinska Wiscovitch, explicó hoy a Efe que esa agencia trabaja para dar a conocer mejor entre la población qué productos no pueden llevarse a EE.UU.

Wiscovitch dijo que en los aeropuertos puertorriqueños son el mango y la batata cruda los vegetales prohibidos que con mayor frecuencia son detectados por agentes de USDA, aunque la variedad de plantas es muy amplia.

La funcionaria indicó que se trata de vegetales muy comunes en la dieta puertorriqueña que muchas personas no sospechan que están incluidos en la lista de productos prohibidos para su transporte a EE.UU.

La parcha, planta oriunda de Brasil, es otro de los vegetales que no pueden llevarse a EEUU que son detectados habitualmente por agentes de la USDA cuando ciudadanos puertorriqueños tratan de transportarlas a Estados Unidos continental.

El guanábano y la grosella son otras de las plantas prohibidas interceptadas en los aeropuertos puertorriqueños a ciudadanos de la isla caribeña.

"Una de las cosas más peculiares que se han encontrado agentes de la USDA es tierra", detalla Wiscovitch, tras explicar que ésta puede contener nematodos, unos organismos que pueden provocar plagas en Estados Unidos.

Wiscovitch destacó que la lista de plantas exóticas que los puertorriqueños, muchas veces con desconocimiento de los riesgos que conlleva, intentan llevar a suelo estadounidense incluye, por ejemplo, al rambután, que puede llevar aparejado plagas e insectos dañinos.

La funcionaria resaltó que no se deben tomar a la ligera los riesgos que provocan estos vegetales, tras recordar como, por ejemplo, una especie de caracol hace unos años llegó a Florida desde Puerto Rico -a través de plantas- provocando problemas sanitarios en el área de Jacksonville, solo un ejemplo de la necesidad de extremar las medidas de control.

El APHIS ha lanzado una campaña de concienciación coincidiendo con una de las épocas del año de mayor tráfico aéreo para las cientos de miles de personas que visitarán Puerto Rico en estos meses a fin de detener la propagación de plagas invasores en sus viajes de regreso a territorio continental de EEUU.

El Departamento de Agricultura de Puerto Rico advierte de que las especies invasoras perjudican a los cultivos y árboles autóctonos, por lo que si no se controlan pueden devastar industrias agrícolas completas, destruir empleos, amenazar el suministros de alimentos y suponer pérdidas por valor de miles de millones de dólares en daños y gastos colaterales.

Las autoridades federales recuerdan que una sola fruta o una planta que sea portadora de una plaga o enfermedad invasora puede causar pérdida de ingresos comerciales y un aumento en el precio de los alimentos, razón por la que se solicita a la población que se informe previamente.

Por todo ello, el APHIS del USDA inspecciona todas las frutas frescas, vegetales, plantas y flores que se dirigen a Estados Unidos continental desde Puerto Rico, en áreas designadas en el aeropuerto de salida.

La lista de artículos que no se permite transportar de Puerto Rico a Estados Unidos incluye gandules, cortes de algodón, cactus, cítricos y plantas con tierra.

Otros productos prohibidos son los insectos vivos, semillas de algodón, caracoles, tierra para cultivo y caña de azúcar.

El USDA recuerda que las plagas pueden trasladarse a grandes distancias en frutas, vegetales, plantas, leña, artículos al aire libre e incluso vehículos.

Las personas también pueden transportar plagas dañinas cuando compran plantas o semillas por internet, al regresar de viajes con artículos agrícolas o al enviar por correo un regalo de fruta de cosecha casera. 


💬Ver 0 comentarios