El alcalde de Cidra, Javier Carrasquillo (horizontal-x3)
El alcalde de Cidra, Javier Carrasquillo. (GFR Media)

El Municipio de Cidra oficializó hoy, viernes, el despedido de 184 empleados como parte de los ajustes operacionales que realiza en el ayuntamiento tras el cierre de la fábrica multinacional Pepsi Co que dejó una merma en los recaudos municipales.

Según José Santiago, oficial de prensa del alcalde de Cidra, Javier Carrasquillo, la dependencia municipal más afectada fue la Policía Municipal con 15 agentes cesanteados.

La policía local ahora operará con tan solo nueve efectivos de seguridad.

En abril Carraquillo había confirmado a El Nuevo Día el inicio del plan de cesantías con las que busca unos $5 millones en ahorro en las arcas municipales.

Datos del ayuntamiento sostienen que hasta el cierre de la plata de Pepsi el municipio recibía $10 millones anuales en recaudos por concepto de patentes. De esa cifra, $7.5 millones correspondían a los pagos de Pepsi Co.

La clausura de la fábrica en febrero dejó a 200 personas sin empleo. 



💬Ver 0 comentarios