María
María "Mayita" Meléndez, alcaldesa de Ponce. (GFR Media)

El Municipio de Ponce arrastró al presente cuatrienio deudas con el Estado y entidades privadas ascendentes a $32.6 millones y un déficit acumulado de $44.7 millones, según reveló un informe de la Oficina del Contralor (OCPR) que publicó hoy.

El informe sobre la auditoría, que cubrió el periodo del 1 de julio de 2014 al 30 de junio de 2017, explica tres hallazgos de irregularidades operacionales y tres comentarios especiales relacionados a la administración de la alcaldesa María “Mayita” Meléndez Altieri.

Entre el año fiscal 2015-2016 y el 2016-2017, el municipio ponceño aumentó su déficit acumulado de $37.7 millones a $44.7 millones, cifra que equivalía al 50% del presupuesto operacional del ayuntamiento, reveló la auditoría.

“A pesar de las medidas tomadas para disminuir el déficit acumulado, no siempre hemos logrado los resultados esperados debido a la influencia de factores externos fuera de nuestro control”, respondió la alcaldesa a los auditores.

Meléndez Altieri mencionó como factores que perjudicaron las finanzas de su municipio la imposición por parte del gobierno central del pago de energía eléctrica, subida en la tarifa del servicio de agua, aumentos y aportaciones especiales en la participación patronal al sistema de retiro y la prevalencia de una economía en recesión.

Los auditores del Contralor también hallaron que, al atrasarse en el pago de sus deudas, el municipio incurrió en gastos adicionales de más de $1 millón en multas, intereses, penalidades y recargos.

La alcaldesa adjudicó esa situación al precario estado en que encontró las finanzas municipales cuando juramentó en el cargo en enero de 2009 y a “la peor crisis fiscal y económica en la historia moderna de Puerto Rico”.

“Hemos tomado medidas de control de gastos y de aumento de ingresos e identificación de recursos adicionales y formalizado acuerdos de pagos con agencias de gobierno y suplidores”, señaló la ejecutiva municipal a la OCPR.

Entre las decisiones que tomó para mejorar las finanzas, Meléndez Artieri mencionó el cobro de deuda morosa y de inventario de propiedad inmueble, aumentos en la tasa contributiva de la propiedad mueble e inmueble y la reducción de la jornada laboral en el ayuntamiento.

Según los datos provistos por la alcaldesa a los auditores de la OCPR, en junio de 2008 el municipio tenía un déficit acumulado de $24.4 millones. En 2016, tras ocho años de su administración municipal el déficit de Ponce casi se duplicó, al llevarlo a $44.7 millones.

En el informe se indica también que Meléndez Altieri tomó dinero prestado a través de emisiones de bonos para cubrir deficiencias de efectivo.

De septiembre de 2013 a abril de 2014, el Municipio obtuvo tres préstamos del Banco Gubernamental de Fomento que sumaron $21.3 Millones.

De esos tres empréstitos, la OCPR examinó uno de ellos por $10 millones que se usó para hacer pagos a agencias gubernamentales, también para cubrir servicios profesionales contratados y para desembolsos a proveedores.

“Consideramos que solicitar préstamos para el pago de deudas y obligaciones presupuestarias corrientes no es una buena práctica administrativa, ya que se cubre el pago de una de las deudas de corto plazo con unas a largo plazo”, menciona el informe de la Oficina del Contralor.

La deuda del municipio con el BGF al 30 de junio de 2016 era de más de $314 millones.


💬Ver 0 comentarios