En los últimos dos años,  el número de dentistas se redujo de 2,300 a 856. (semisquare-x3)
En los últimos dos años, el número de dentistas se redujo de 2,300 a 856. (Juan Luis Martínez)

La presidenta del Colegio de Dentistas, Elba Díaz Toro, advirtió ayer que la falta de acceso a los servicios de salud en el país –debido al éxodo de médicos y las bajas tarifas pagadas a los proveedores– “es un problema a nivel humanitario”.

Cuando empiecen a salir las estadísticas de las personas que han muerto por no tener acceso a servicios (de salud), va a ser similar o peor que lo que sucedió con (el huracán) María, y no lo van a poder tapar, no va a haber forma de taparlo, porque nosotros lo vivimos todos los días”, afirmó Díaz Toro.

Sus expresiones se dieron en una conferencia de prensa, en la que exigió –junto con otros miembros de la industria– la aprobación de medidas para atender este problema que les afecta tanto a ellos como a los pacientes.

Entre las medidas, figura una para prohibir a las aseguradoras rechazar la contratación de médicos recién graduados, y otra para permitir que los cirujanos dentistas tributen a una tasa preferencial.

El número de dentistas practicantes, en la isla, se redujo de 2,300 a 856 en los últimos dos años. De estos, 196 son especialistas. Díaz Toro indicó que de los 40 dentistas que se gradúan en el país anualmente, “el 90% se va a hacer especialidad afuera y casi ninguno vuelve”.

“Estamos en una crisis de salud donde los médicos se están yendo y se van a seguir yendo. Somos bien pocos aquí”, sostuvo Elena Jiménez, presidenta de OftaCoop. En la isla, hay 190 oftalmólogos y muy pocos ingresan a la práctica, dijo.

Vilma López, directora ejecutiva de la Cooperativa de los Ortopedas, señaló que, en la isla, hay 96 ortopedas activos para atender a una población de más de tres millones.

Los ortopedas que hacen residencia en Puerto Rico se van a hacer subespecialidades a Estados Unidos y de cuatro que salen, con suerte, regresa uno”, agregó López. Advirtió que, en 15 años, “la crisis en ortopedas va a ser monumental” debido a que, para entonces, la mayoría estará en edad para retirarse.

En el caso de la práctica de la cardiología, la doctora Norma Devarie, presidenta de CardioCoop, indicó que de 300 especialistas activos hace seis años, hoy quedan 125. “Entre esos, hay nada más 40 cardiólogos intervencionales, quedan 14 cirujanos cardiovasculares y solo uno es pediátrico”, dijo Devarie.

Alba Rivera, presidenta de la Asociación de Laboratorios Clínicos, indicó que, antes del huracán María, había 900 licencias otorgadas para operar laboratorios clínicos. No obstante, unos 80 cerraron tras la emergencia.

Los radiólogos suman 242, aunque unos 30 están cerca de la edad de retiro. “La proporción se supone que sea de 12 profesionales radiólogos por cada 100,000 habitantes. En Puerto Rico, somos siete por cada 100,000 habitantes”, señaló Liana Medina, presidenta de la Asociación de Centros de Radiología.

Agregó que de los estudiantes de radiología que salen del país a hacer una especialidad, el 40% no regresa.

Una de las pocas disciplinas que se ha mantenido más o menos estable es el número de gastroenterólogos, que fluctúa entre 110 y 120, dijo el doctor Rafael Rodríguez, de GastroCoop.

Mientras, de 1,200 farmacias que operaban en el país hace unos años, hoy hay 750. “Se mantienen haciendo lo propio para subsistir. Estamos hablando de que cada una de ellas, administrativamente, tiene que buscar mayores eficiencias para poder mantener sus operaciones”, señaló Heriberto Ortiz, de la Cooperativa de las Farmacias Puertorriqueñas.

La edad promedio de los farmacéuticos está entre los 50 y 55 años. Anualmente, se gradúan unos 100 estudiantes, pero como pasa con las demás especialidades, la mayoría se va del país y muy pocos regresan.


💬Ver 0 comentarios