A juzgar por la decisión del tribunal, el PFEI tendría que descartar la prueba recopilada por ser nula, e iniciar un procedimiento administrativo nuevo contra ambos alcaldes. (semisquare-x3)
A juzgar por la decisión del tribunal, el PFEI tendría que descartar la prueba recopilada por ser nula, e iniciar un procedimiento administrativo nuevo contra ambos alcaldes. (Juan Luis Martínez Pérez)

La presidenta del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (PFEI), Nydia Cotto Vives, adelantó ayer que apelará la sentencia del Tribunal de Primera Instancia que prohíbe a la Unidad de Procesamiento Administrativo Disciplinario (UPAD) investigar a los alcaldes de Villalba y Culebra por supuestos actos de corrupción.

El juez superior de San Juan Anthony Cuevas Ramos determinó que el rol de la unidad debe limitarse a examinar querellas.

“Se le ordena a la parte demandada a dejar sin efecto inmediatamente dicho procedimiento y a conducirlo en cumplimiento estricto con el reglamento de la UPAD”, reza la sentencia emitida el lunes por Cuevas Ramos.

El juez concluyó que los procedimientos administrativos del PFEI y la UPAD, adscrita a la Oficina del Panel, fueron ilegales en la medida en que se adjudicaron poderes que no les corresponden en ley.

“Resolvemos que los abogados investigadores de la UPAD no tenían facultad para emitir órdenes de citación y de producción de documentos de manera ex parte y sin la intervención de un oficial examinador”, aseveró.

Si prevalece esta determinación, la UPAD estaría impedida de nombrar a un abogado investigador para recopilar la prueba contra los alcaldes, y su función se limitaría a referir las querellas a un oficial examinador para su evaluación y adjudicación independiente, opinó Cotto Vives.

“La consecuencia que esto tendrá es paralizar las investigaciones en curso”, expresó.

La investigación contra el alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández Ortiz, inició luego que el representante José Enrique “Quiquito” Meléndez proveyó información a las autoridades sobre la supuesta utilización de un contratista municipal para obtener vehículos para la campaña política, según partes de prensa.

Mientras, la pesquisa contra el ejecutivo de Culebra, William Solís Bermúdez, inició por un referido de la Oficina del Contralor a Justicia, tras hallar que el alcalde había realizado un viaje a Saint Thomas junto a personal del municipio y sus cónyuges, costeado con fondos públicos.

"Prueba Nula"

A juzgar por la decisión del tribunal, el PFEI tendría que descartar la prueba recopilada por ser nula, e iniciar un procedimiento administrativo nuevo contra ambos alcaldes. Además, se determinó que el Panel actuó erróneamente al referir una investigación criminal para la cual no existía prueba.

Sin embargo, Cotto Vives recordó que la UPAD puede ordenar el reembolso de fondos y la suspensión de empleo por negligencia en el cumplimiento del deber.

Indicó que el abogado investigador “solamente va a recopilar la prueba, no le va a hacer recomendaciones al Panel para adjudicar”.


💬Ver 0 comentarios